Esta es una de las principales inquietudes de todo amo. Aunque no hay una respuesta única, te damos 8 recomendaciones para garantizar que la cantidad sea correcta. Esta es una de las principales inquietudes de todo amo. Aunque no hay una respuesta única, te damos 8 recomendaciones para garantizar que la cantidad sea correcta. Foto: 4Patas.com.co

¿Cuánto debe comer mi perro?

Esta es una de las principales inquietudes de todo amo. Aunque no hay una respuesta única, te damos 8 recomendaciones para garantizar que la cantidad sea correcta.

1. Cada perro es diferente. Esta es la razón por la que, a la hora de alimentarlo, hay muchos factores a tener en cuenta, entre ellos: peso, edad, etapa de desarrollo, condiciones de salud y actividad física que realiza o gasto energético.

2. Infórmate sobre la alimentación que ofrecerás a tu mascota. Cada concentrado o comida húmeda tiene una composición nutricional diferente. Así que, ante la pregunta de cuánto debe comer tu perro, esta es la mejor fuente de información. No existe una respuesta única, de manera que tienes que identificar y seguir las porciones sugeridas en el empaque y calcular, según el rango, cuánto es lo adecuado. Conoce: Componentes esenciales de la alimentación para perros.

3. Verifica la cantidad diaria y divídela en porciones. La porción sugerida en la etiqueta es para un día, por lo que hay que fraccionarla en el número de raciones que ofrecerás a tu peludo. Para perros adultos, se recomiendan dos porciones servidas entre 8 y 12 horas de diferencia, mientras los cachorros deben comer entre tres y cuatro veces.

4. Sé lo más preciso posible en la medición. Consulta con la tienda donde adquieres el producto si cuentan con medidores propios del concentrado que está consumiendo tu perro o incluso considera adquirir una gramera, instrumento de bajo costo y de gran utilidad para resolver estas inquietudes.

5. La alimentación siempre dependerá de la salud de tu mascota. Por eso, si sufre alguna enfermedad o patología, lo mejor es que el veterinario sea quien determine las recomendaciones pertinentes.

6. No sobrealimentes a tu perro. Este es uno de los errores más comunes entre los propietarios, especialmente cuando optan por el método de libre elección, es decir, que dejan la comida disponible en todo momento para el consumo. Esto no quiere decir que el tamaño de la ración no deba ser igualmente controlado.

7. Almacena la comida adecuadamente. Una vez se abre la bolsa de concentrado, este queda expuesto a todo tipo de contaminantes del ambiente y al aire, que afecta su textura física. Lo ideal es traspasarlo a un recipiente hermético y mantenerlo en lugares donde no esté expuesto a temperaturas extremas y humedad.

8. Suministra de forma controlada las golosinas. Según los expertos, estas tienen que consumirse con moderación y no deben superar el 5% de la ingesta diaria de alimentos.

Lee también: Reglas a la hora de la cena.

Fuente: The American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA).
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.