Enfermedades caninas congénitas Enfermedades caninas congénitas Foto: 123rf

Enfermedades congénitas

La práctica irresponsable de la selección genética racial ha hecho que las enfermedades congénitas en perros se proliferen. Estas son algunas razas y sus afecciones características.

Bulldog inglés
Este símbolo británico es una de las razas más propensas a desarrollar problemas respiratorios. Todo se debe a la forma de su cabeza y cuello: cráneo aplanado, hocico exageradamente chato y tráquea pequeña. Es una de esas razas a las que se les denomina comúnmente como braquiocéfalas.

¿Qué ocasiona su forma del cráneo?
Hipertermia: el método que usan los perros para enfriar su temperatura corporal es el jadeo. Al tener problemas respiratorios tan marcados, los bulldogs pueden presentar graves dificultades en lugares de temperaturas altas o cuando hacen ejercicio en exceso.

• Dificultades digestivas, sobre todo a la hora de tragar.

Apnea del sueño.

Tratamiento
Este tipo de afecciones en los bulldogs no se pueden corregir. Sin embargo, está bien llevarlos periódicamente al veterinario (al menos cada seis meses) y que este recomiende una alimentación adecuada. Es importante tener en cuenta que a la hora de sacarlos a pasear, es mejor hacerlo durante las horas más frescas del día. Se recomienda ejercitarlos de 20 a 30 minutos con caminatas suaves; nunca trotando o a la par de una bicicleta.

Gran danés
Este ejemplar de grandes proporciones tiende a sufrir displasia de cadera debido a su tamaño. Es más común en los machos que en las hembras, y aunque puede haber cachorros con esta afección, generalmente se presenta en la adolescencia cuando el cuerpo empieza a ganar peso.

Síntomas de la displasia
• Presentan una cojera más o menos grave y notable en las patas traseras.

• Tienen dificultades para levantarse.

• Cuando la enfermedad está bastante avanzada, sienten dolor en la zona de la cadera cuando los tocan.

Tratamiento
Depende siempre de qué tan avanzada esté la afección. Es recomendable llevarlo al veterinario de forma periódica y hacerle radiografías en la cadera. Si la displasia se detecta a tiempo, puede realizarse un procedimiento quirúrgico para corregir las alteraciones de las articulaciones. En casos muy graves, puede llegar a realizarse un implante de prótesis metálicas.

Golden retriever
Originario de Escocia, este ejemplar de pelaje largo y dorado puede sufrir de alteraciones cardíacas –además de displasia de cadera–. La más común es la miocardiopatía, la cual provoca el agrandamiento del corazón y su contracción anormal.

 ¿Qué ocasiona?
• Al tener una etapa inicial silenciosa, puede causar muerte repentina si no se detectan los síntomas a tiempo.

• Los perros con esta enfermedad empiezan a repudiar el ejercicio.

• Se presentan arritmias cardiacas, así como taquicardias, cuando el perro está en reposo.

Tratamiento
Como esta enfermedad tiene una fase inicial silenciosa –valga la insistencia–, actuar rápido ante los primeros síntomas (tos, jadeo, cansancio y repudio hacia la actividad física) es crucial. Se debe llevar al perro al veterinario inmediatamente para que este le haga un electrocardiograma, una radiografía torácica o una ecocardiografía (este último es el examen más preciso). Después de que el médico determine el tipo de afección, recomendará un tratamiento con medicinas.

Shar pei
El cruce genético le ha dado a este perro su apariencia curiosa: grandes pliegues en su piel cubiertos de un pelaje corto. Pero esta peculiaridad física también puede generar problemas. El llamado entropión es la inversión de los bordes del párpado hacia el interior del ojo, lo que provoca el roce de las pestañas con la córnea.

¿Qué ocasiona?
• A mediano y largo plazo, el entropión provoca úlceras corneales y hasta la pérdida de la visión.

• Inicialmente se presenta lagrimeo constante, parpadeo muy frecuente y, en caso de más dolor, el perro puede dejar el ojo completamente cerrado.

• Si se deja avanzar, la perforación severa puede causar la pérdida del ojo.

Tratamiento
Desde que es cachorro, el perro debe tener chequeos oftalmológicos constantes. El tratamiento del entropión depende de la gravedad de este. Si se detecta a corta edad (dos meses, por ejemplo), se puede realizar un pequeño procedimiento con puntos de sutura y así evitar intervenciones posteriores más complicadas.

Regulación en Colombia
Debido a la polémica que causó el documental de la BBC Pedigree Dogs Exposed, el Kennel Club británico, organismo responsable de fijar los estándares de las razas, cambió muchas de sus políticas.

En Colombia no existe ningún tipo de regulación al respecto. Ante esto, el médico veterinario de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, Iván Martín, afirma que la única precaución que existe es llevar el registro de los ancestros para prevenir enfermedades en las crías. Sin embargo –asegura Martín– esas líneas genéticas son muy cerradas y mantenerlas produce más problemas que soluciones. “Hay una tendencia a marcar más los defectos que a corregirlos. Esos estándares para hacer prevalecer la raza pueden ser muy perjudiciales a futuro”, añade el veterinario.

Jaime Augusto Rodríguez, experto en la crianza de perros de raza, insiste en que la práctica adecuada de selección genética es lo que evita la reproducción de enfermedades congénitas. “Un criador responsable conoce el estado genético de su pie de cría, y lo respalda con exámenes realizados por médicos veterinarios que hacen crianza seleccionada y que tienen responsabilidad solidaria. Por lo tanto, sus cachorros no van a reproducir problemas”, aclara Rodríguez.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.