“Un perro que tenga problemas al respirar y se vuelva menos activo, puede tener una dolencia del corazón que está empeorando”, Lorie Huston, médica veterinaria. “Un perro que tenga problemas al respirar y se vuelva menos activo, puede tener una dolencia del corazón que está empeorando”, Lorie Huston, médica veterinaria. Foto: 4Patas.com.co

Corazones cansados

Con el pasar de los años, las posibilidades de tener una enfermedad cardiaca aumentan. Lo más importante es, no solo reconocer los síntomas, sino también saber cómo darle calidad de vida a tu mascota a pesar de su condición.

Las molestias del corazón aparecen, generalmente, por el mismo desgaste que el músculo presenta en la vejez, aunque a veces pueden ocurrir a causa de una infección o lesión. La mayoría de estas dolencias presentan síntomas similares, por lo que un diagnóstico médico es necesario para tratarlas lo más rápido posible y de forma adecuada.

Malos indicios
Según Pet360, compañía de medios especializada en proveer información sobre mascotas, existen 10 signos importantes a los que todo dueño debe estar atento. En caso de que alguno de estos ocurra de manera persistente, lo indicado es acudir al veterinario para que evalúe su estado de salud.

1. Tos constante: los episodios pequeños de tos no suelen durar más de un par de días. Es importante poner atención si sobrepasan las 72 horas.
2. Problemas al respirar: estos incluyen falta de aire y respiración agitada o muy profunda.
3. Cambios de comportamiento: entre los signos de depresión relevantes están cansarse en menos tiempo del normal, estar distraído, no querer realizar ejercicio, o jugar y aislarse.
4. Inapetencia: la falta de apetito siempre es señal de problemas. Combinado con alguno de los signos anteriores cobra aún más relevancia.
5. Variación del peso: subir algunos kilos o bajarlos rápidamente no es bueno, sobre todo cuando el abdomen está distendido.
6. Desmayos: es importante saber de primeros auxilios para perros en caso de que pierdan el conocimiento.
7. Debilidad: aunque este es un signo de la vejez, a veces se acentúa sin ninguna explicación aparente. Es recomendable revisar el pulso.
8. Dificultad al dormir: no son pesadillas, sino un insomnio que no es fácil de manejar y comienza a volverse constante.
9. Edemas: estos son las hinchazones que se presentan en cualquier tejido del cuerpo a causa de la acumulación de líquidos.
10. Cianosis: cuando las encías tienen un color azulado es un indicador de que el cuerpo de tu perro tiene poco oxígeno.

Cuidados en casa
Después de tener el diagnóstico del médico veterinario, los dueños pueden darle la asistencia necesaria para que tenga una vida tranquila en casa y allí se recupere de su condición.

Lo más importante es tener claro lo que el veterinario considera conveniente para tu mascota. En caso de que no entiendas alguna indicación, no tengas miedo de hacer preguntas hasta que te quede claro lo que quiso decir.

También es necesario hacer un calendario para anotar los horarios en los que el perro debe tomar sus medicamentos, y leer las etiquetas de cada uno de ellos para asegurarse de que cumplen con lo dicho por el veterinario. De igual forma, es recomendable llevar un diario sobre cómo avanzan los síntomas para darle un reporte confiable al doctor en caso de un control o de una nueva visita.

El perro debe tener acceso a agua fresca en todo momento para evitar su deshidratación. Por otro lado, es bueno mantener su cama en un lugar sin mucha humedad o calor; en caso de frío, adicionar una cobija puede ser beneficioso.

La experta veterinaria, Lorie Huston, recomienda contar el número de veces que tu mascota respira durante un minuto mientras duerme. “En caso de que respire más de 30 veces, o este número aumente con los días, es clave consultar a un especialista lo antes posible”, asegura. Hacer este tipo de monitoreo en la salud de tu perro te va a alertar en caso de que su condición empeore o, si por el contrario, se encuentra en el camino de la recuperación.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.