Las enfermedades 'terminales' son aquellas afecciones en las que la medicina tradicional solo puede ofrecer cuidados paliativos. Las enfermedades 'terminales' son aquellas afecciones en las que la medicina tradicional solo puede ofrecer cuidados paliativos. Foto: 4Patas.com.co

Cuidados que dan vida

El diagnóstico de una enfermedad terminal no equivale a un punto final. Es un momento para cambiar rutinas y brindarle a nuestra mascota un tratamiento acorde con su situación.

Se considera como ‘terminal’ aquella afección en la cual los cuidados que ofrece la medicina tradicional son solo paliativos, es decir, ya no se espera que los procedimientos puedan curar al animal, aunque alivien un poco su dolor y angustia. Frank Suárez, veterinario especialista en Oncología, considera que los avances en diagnóstico, nutrición y tratamientos médicos reportados en los últimos años, han hecho que los profesionales de la salud animal comiencen a centrar su atención en las enfermedades terminales y en la búsqueda de procedimientos paliativos para cada caso.

Pronósticos poco alentadores
Cuando se notan cambios de comportamiento en nuestra mascota como decaimiento, falta de apetito, problemas de movilidad y rápido adelgazamiento, hay que consultar a un veterinario pues todas estas son señales de alerta.

Una vez se recibe un diagnóstico negativo, es importante documentarse muy bien sobre la patología, para saber exactamente hasta dónde se está dispuesto a llegar con el fin de mantener viva a una mascota. Aunque la decisión siempre quedará en manos de los dueños, Suárez recomienda pensar en la calidad de vida que se le puede brindar al animal y la forma como esto podría afectar al núcleo familiar del que hace parte. Lee más sobre Eutanasia en mascotas: un adiós anticipado.

La vida sigue
Los juegos y las actividades físicas son recomendables en la medida en la que el perro esté en capacidad de realizarlas; si se encuentra muy débil, pueden ser caminatas cortas por el parque o paseos en carro. Simplemente acompañarlo y mantener cómodo el lugar donde duerme son acciones que ayudarán a tu mascota a crear una rutina que le permita soportar un poco mejor las condiciones de su enfermedad.

Enfermedades terminals más comunes

Fallas hepáticas
- Es recomendable aumentar la cantidad de carbohidratos en la dieta para mejorar la producción de glucosa en la sangre.
- Alimenta a tu mascota con mayor frecuencia.
- La similarina es un medicamento natural que ayuda al hígado a regenerarse y mejora su capacidad de eliminar toxinas.

Insuficiencia renal
- Las fallas en el riñón tienen un pronóstico poco favorable en perros porque no es común que se les practique hemodiálisis.
- Se puede balancear la alimentación con concentrados especiales para tratar esta enfermedad.
- Los síntomas más usuales son vómito y gastritis y son tratados con ranitidina y omeprazol.

Cáncer
- El cáncer de piel y el linfoma son los más usuales en los perros.
- La quimioterapia puede usarse como tratamiento paliativo.
- Solo entre 10 y 20% de los canes que pasan por la quimioterapia sufren de vómito, mareo o caída del pelo.
- Debe evitarse que los niños entren en contacto con la saliva y heces del animal cuando esté siendo sometido al tratamiento.

Problemas cardíacos
- Pueden desarrollarse enfermedades congénitas o por desgaste del órgano.
- Se debe procurar incluir alimentos con altos contenidos de Omega-3 y antioxidantes.
- Prácticas de relajación como el reiki pueden ayudar a la mascota.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.