Los perros y sus olores Los perros y sus olores

¿Debo ocultar el olor de mi perro?

Si tienes un canino como mascota, sabrás que su olor no siempre es el más agradable y que existen ciertos métodos para disimularlo. Pero, ¿es correcto esconderlo por completo?

Tal como los seres humanos y muchas otras especies, los perros tienen un olor característico. En ese sentido, llenarlos de talcos, lociones y otros productos para eliminarlo es ir en contra de su propia naturaleza. Cuando este se sale de lo normal y se convierte en hedor (fuerte y penetrable) no es recomendable esconderlo, pues puede tratarse de un síntoma de malos cuidados o de alguna enfermedad.

En palabras del médico veterinario Guillermo Rico, es aconsejable “no aplicar perfumes ni polvos con olores fuertes. Sugiero usar productos con olores neutros. La idea no es humanizar al perro para que huela rico, sino controlar olores que nos puedan resultar molestos”.

Estas son algunas de las razones por las que tu perro podría estar oliendo mal. Corregirlas te evitará bañarlo en aromas artificiales que le puedan causar incomodidad:

1.    Baños muy frecuentes: los perros poseen pieles grasosas que los ayudan a protegerse de infecciones. Acciones como usar champús para humanos y darles baños muy de seguido ocasionarán un desbalance en sus poros, le harán producir más grasa de lo normal y causarán mal olor.

2.    Mal secado: algunas bacterias causantes del mal olor se reproducen mejor en el pelo húmedo. Cada vez que lo bañes, cerciórate de secarlo con una toalla y después con secador.

3.    Mala alimentación: los problemas gastrointestinales ocasionados por comidas inapropiadas también producen gases y mal olor. Revisa con el veterinario de confianza la dieta de tu perro y cerciórate de estar haciéndolo balanceada y correctamente.

4.    Enfermedades: patologías como la otitis, el sarro, la inflamación de las glándulas anales o la insuficiencia renal producen malos olores corporales en los perros. Antes de comprar muchos perfumes y llenar tu casa de ambientadores, chequea con tu veterinario el estado de salud de tu mascota. Podrías estar ocultando un síntoma de algo realmente grave.

5.    Falta de limpieza en el hogar: los objetos de tu perro, como sus juguetes y cobijas, también se ensucian. Para garantizar un mejor olor en tu mascota y en toda tu casa, no olvides lavarlos regularmente.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.