Te enseñamos a leer la etiqueta del concentrado de tu mascota

En los concentrados para mascotas, el Análisis Garantizado es lo mismo que la tabla nutricional en los alimentos de humanos. Comprar productos con este eslabón certifica, en gran medida, que estamos adquiriendo un producto que tiene los nutrientes suficientes para nuestras mascotas.

A continuación te explicamos cómo entenderlo:

Proteína: este es uno de los nutrientes más importantes. En los concentrados para cachorros, la proteína debe ser más abundante, ya que ellos son más agiles que un perro grande y necesitan más energía y masa muscular. Por otro lado, un perro adulto no es tan enérgico y no puede metabolizar gran cantidad de proteína. Estas sustancias son indispensables para el sistema inmunológico, y para mantener la piel y el pelo sanos.

Grasa: para las razas pequeñas, el alimento debe tener más grasa que en los productos para perros gordos y mayores. Hablamos de que un 11 % de grasa es apto para un perro normal. Si tienes una mascota con peso por encima del promedio, revisa que el producto sea bajo en calorías.

Fibra: permite digerir mejor los alimentos y evacuar mejor los desechos. Sin embargo, es importante no tener una dieta con excesos de fibra, ya que puede generar malestares estomacales.

Humedad: es la cantidad de agua que tienen los productos después del procesamiento. Entre más agua tenga un producto, menor es su calidad, ya que la cantidad de nutrientes va a ser más reducida.

Ceniza: son todos los minerales que contiene la fórmula. Aunque no se discrimina cada uno, estos son necesarios para el pelaje y para la constitución y fortaleza de los huesos y dientes.

 ¿Es igual la comida para perros que para gatos?

No, son alimentos cien por ciento diferentes. Por ejemplo, los gatos necesitan niveles de proteína más altos que los de los perros. También hay un aminoácido esencial llamado taurina que, a diferencia de los perros y los humanos, los gatos no pueden producir, por lo que es indispensable agregarlo a la fórmula. Este aminoácido es el responsable de la producción de bilis, es antioxidante, ayuda en el crecimiento de los músculos y es un neurotransmisor, entre otros. Si los gatos no lo consumen pueden sufrir de trastornos del sistema nervioso central, ceguera o degeneración de la retina.

 Asimismo, el DHA es un ácido graso esencial para los gatos cachorros, que les ayuda en el desarrollo de los ojos y del cerebro para mantener su instinto de caza.

 ¿Qué otras condiciones debo tener en cuenta para escoger el mejor concentrado?

  1. Ver las cualidades y el tipo de perro o de gato que tengo. De esta forma, escogerás el alimento dependiendo de su etapa de vida (cachorro, adultos o adultos mayores) y de su raza: pequeña, mediana o grande.
  2. Hacer caso del tamaño de la porción que se recomienda en el empaque, ya que este tiene relación con la edad y el peso del perro. La porción diaria es la que debes repartir en dos o tres raciones.
  3. Poner atención a la fecha de vencimiento: siempre compra los productos más frescos, ya que si llevan mucho tiempo en góndola, pueden haber perdido sus propiedades nutricionales.
  4. Preferir los productos empacados y sellados para asegurar la calidad.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.