La presencia de patologías en las glándulas perianales de tu perro requiere de la intervención de un médico veterinario. La presencia de patologías en las glándulas perianales de tu perro requiere de la intervención de un médico veterinario.

Glándulas perianales en los perros

A continuación te explicamos todo lo que, como amo, debes saber sobre aquellos sacos ubicados alrededor del ano de tu perro para que evites molestias, infecciones y/o futuras complicaciones.

Los canes tienen glándulas en diferentes partes del cuerpo, cuya función básica es sintetizar sustancias para secretarlas. Dentro de dicho grupo se encuentran las perianales o adanales; dos pequeños sacos ubicados a cada lado del ano del animal. Estas producen y almacenan un líquido maloliente, de color amarillo o marrón.

A estas se le atribuyen varias funciones. La primera, con arraigo más evolutivo, advierte que la secreción producida puede ser expulsada de manera voluntaria para evitar ser agredido por otro animal. La segunda, sirve para comunicarse entre individuos de la misma especie. La tercera, más funcional, es para lubricar el esfínter y facilitar la salida de las heces, considerando que dicha materia fecal en los perros generalmente es muy seca.

Muchos perros pueden tener problemas en el funcionamiento normal de las glándulas perianales, más frecuentemente, incluso, que en los gatos. El trastorno más común se da por el llenado en exceso y obstrucción en la salida del líquido, llegando a inflamarse y formarse un absceso en dicha zona. También puede formarse una masa tumoral de carácter benigno que crece bajo la influencia de la testosterona. Los síntomas varían dependiendo de la fase de la enfermedad y el tipo de patología. Generalmente hay comezón o prurito, lo cual hace que el animal trate de lamerse o morderse como mecanismo de neutralización. Muchos animales arrastran su trasero “de manera jocosa”. También hay procesos muy dolorosos o infecciosos, los cuales deben ser evaluados por un médico veterinario para ajustar el protocolo de manejo.

La presencia de patologías o trastornos frecuentes en las glándulas perianales en los perros puede implicar que los especialistas extraigan el líquido, apliquen antibióticos y antinflamatorios, o eliminen quirúrgicamente dichos sacos.

Para evitar los trastornos en las glándulas perianales es importante tener las siguientes consideraciones:

•    Estar atento a cualquier molestia expresada por el perro en dicha zona (lamidos, masas, cambio en la conformación, olor excesivo, dolor al defecar, entre otras).
•    Darle una alimentación balanceada al animal.
•    Llevar a la mascota a dos chequeos anuales al médico veterinario.


Drenaje de las glándulas perianales

La labor de drenaje de las glándulas y su frecuencia debe hacerse siguiendo las recomendaciones de un profesional. Aquí, algunas indicaciones generales.

  1. Realizar previo al baño, considerando que el líquido extraído puede ensuciar al animal. Para hacerlo, debes usar un par de guantes quirúrgicos limpios (puedes conseguirlos en una farmacia).
  2. Se debe inmovilizar al animal, para evitar reacciones agresivas. De igual manera, de manera preventiva, se le debe poner un bozal.
  3. Si el perro es muy peludo, hay que cortar los pelos que rodean la zona externa cercana al ano.
  4. Limpiar la zona. Luego, con el guante y un papel limpio, se pueden tratar de exprimir las glándulas de manera externa, ubicándolas a cada lado del ano. Es importante moverlas hacia arriba y hacia adentro. Con el dedo índice y pulgar es posible efectuar una presión que facilite el proceso. Si hay dificultad en el procedimiento o una molestia mayor a lo normal, se debe consultar al médico veterinario.

PREGUNTAS

¿Cómo desteto a los cachorros sin que le dé mastitis a la perra?
Juliana Rendón. Mascota: Kayser. Cúcuta.

El proceso de destete debe hacerse desde el día 25 de nacido, administrando alimento para cachorros humedecido y alternándolo con la lactancia de manera gradual hasta suprimir por completo el consumo de leche materna. Si se suspende de manera abrupta, es posible que la perra experimente mastitis. De manera preventiva, esta puede manejarse con paños de agua fría.

Noto que mi perrita jadea en exceso, ¿podría tratarse de una patología?
Julián Alberto Gutiérrez. Mascota: Canela. Bucaramanga.

El jadeo en el perro sirve para termorregular (ajustar temperatura corporal). Normalmente aparece después del ejercicio o por calor excesivo. El jadeo puede estar advirtiendo que hay una condición de temperatura excesiva, lo cual puede llevar a un golpe de calor. También puede deberse a miedo o a trastornos en las vías respiratorias superiores.

¿Qué pasa si a mi perro le recetaron antibiótico e interrumpí el tratamiento porque lo olvidé?
Andrea Domínguez. Mascota: Pepo. Bogotá.

Es muy importante no interrumpir la dosis recomendada de antibiótico porque podemos llevar a que se presente una recaída. Tampoco es recomendable darle el doble de la dosis para suplir aquella que olvidamos administrar. Cambiar por otro fármaco debe surgir como recomendación del profesional que atendió y prescribió el medicamento.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.