123 RF 123 RF

Las enfermedades más peligrosas que le podrían dar a tu mascota  

Al igual que los humanos, nuestros animales de compañía también pueden sufrir de enfermedades terminales. Te contamos cuáles son las más comunes.

La palabra “terminal” en medicina, hace referencia a un punto de no retorno en el cual una enfermedad no puede ser curada y el  paciente morirá en un corto periodo de tiempo. En realidad,  la mayoría de enfermedades podrían llevar a un paciente en este estado; para listar las principales tenemos: en primer lugar el cáncer en estadio metastásico, seguido de enfermedad  renal crónica, insuficiencia cardiaca, hepatitis crónica entre otras; hago énfasis en que todas tienen tratamientos, pero cuando son crónicas y afectan considerablemente la homeostásis del organismo, llegan a este estado. 

Te puede interesar: ¿Qué debe tener un botiquín para perros?

Teniendo en cuenta lo anterior, siempre recomendamos llevar a exámenes médicos de rutina a sus mascotas, ya que algunas enfermedades se hacen crónicas, pero no muestran signos clínicos, y cuando son evidentes, la enfermedad puede que haya avanzado y sea difícil de tratar.

¡Pilas! Con estos síntomas

El Dr. Mancipe recomienda estar atento a los siguientes signos:

  • Falta de apetito.
  • Vómito.
  • Pérdida de peso.
  • Dificultad para respirar y/o para caminar.
  • Cambios en la conducta como depresión, apatía, entre otros, ya que por insignificante que les pueda parecer, podría ser un indicio de una enfermedad.

Además lee: ¿Por qué mi perro se come sus heces?

Los propietarios de mascotas que tengan enfermedades en esta etapa, deben conocer a profundidad la enfermedad, incluyendo: signos de descompensación y observar que le está pasando al organismo de ella, preguntarse por qué está descompensado y tener presente los tratamientos paliativos.  

La mejor persona para guiar a los propietarios en este proceso, es el médico veterinario que ha venido siguiendo el caso del paciente, debido a que él realiza una correlación entre la condición física del paciente, los resultados de los exámenes paraclínicos y la respuesta  a los tratamientos

Mira también: ¿Cómo puedo curar a mi mascota? 

Por último, tal vez lo más difícil como propietarios de un paciente en este estado, el cual ya no es una mascota, sino un miembro más de la familia, es la aceptación. Esta es la etapa en la cual, se comprende que el paciente irreversiblemente va a llegar a la muerte, en esta etapa, se debe acompañar a ese fiel compañero que alguna vez fue una mascota, recordar esos incontables momentos de felicidad y agradecerle por acompañarnos tantos años, recordar que se hizo todo lo posible para hacer la enfermedad más llevadera y desde luego no ser egoístas y permitir que el paciente siempre tenga una buena calidad de vida.

“Como médicos veterinarios siempre estamos dispuestos a acompañarlos en este proceso”, comentó el Dr. Mancipe, de la Universidad de la Salle. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.