Medicinas de humanos que son nocivas para las mascotas

Tradicionalmente hemos recurrido a dar o aplicar a nuestras mascotas diferentes productos médicos para humanos durante muchos años. Afortunadamente contamos hoy en día con avanzados laboratorios que producen líneas específicas para humanos y animales según el caso, con estudios y aprobaciones de uso en las diferentes especies.

A pesar de la disponibilidad de los medicamentos veterinarios, aún es común que lleguen pacientes a consulta, los cuales han recibido alguna medicación por parte de sus propietarios. El problema es que algunos de los productos más comunes son tóxicos para perros y gatos. Por ejemplo:

  1. Ibuprofeno: Es un anti-inflamatorio no esteroidal, de uso muy común en humanos. En perros, este fármaco induce gastritis agudas y en casos de dosis altas o repetidas, llegará a producir úlceras gástricas. En gatos, puede llegar a causar necrosis hepática también.
  2. Ácido acetil salicílico: Analgésico. Aunque su uso en dosis muy bajas esta reportado para tratamiento de patología que puedan inducir cuadros de trombosis vascular, tanto en perros como gatos, produce irritación gástrica. En gatos es más tóxico por su composición, conduciendo a necrosis hepática y consecuentemente, la muerte.
  3. Acetaminofén: Analgésico, también conocido como paracetamol. Es altamente mortal para los gatos. Este fármaco conduce a un fallo en el transporte de oxígeno por parte de la sangre, por lo cual, característicamente, los paciente intoxicados, toman una coloración “azulosa” (cianosis), implicando poca oxigenación de los tejidos y órganos vitales, que conducirán a la muerte.

Todos, veterinarios y propietarios, debemos tener claro, que el hecho que algunos fármacos humanos vengan en presentaciones para niños, esto no quiere decir que se pueden usar en mascotas, esta es una de las principales explicaciones de los propietarios. Tampoco debemos dejar medicamentos al alcance de niños y mascotas, ya que también es muy común la consulta en la que el animal, “se comió el blíster con 10 pastillas de…..”

Ante situaciones en las que creamos que nuestras mascotas pueden estar enfermas o que han ingerido medicamentos recetados a humanos, lo más importante y prudente es comunicarnos y asistir cuanto antes al veterinario.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.