¿Puede mi mascota ser vegetariana?

A continuación te mostramos qué tan factible es cambiar la forma de alimentar a tu peludo.

La alimentación saludable se ha convertido es uno de los principales factores para el bienestar del hombre en la actualidad. Para algunas personas omitir las carnes obedece a distintos factores: a veces de principios, a veces de salud; no obstante, cuando hablamos de nuestros amigos de cuatro patas, ¿qué tan conveniente es este tipo de alimentación?

Un asunto de cuidado y control
Juan Carlos Mancipe, médico de la Clínica Veterinaria de la Universidad de la Salle, basado en su experiencia como profesional comenta que la situación en torno a la alimentación de las mascotas es compleja. Aunque existe aún un debate académico y distintos estudios sobre el tema, no hay una conclusión contundente a favor de la dieta carente de proteína  para los animales.

En el caso de los caninos, aunque el perro es omnívoro por naturaleza y podría adaptarse paulatinamente a una dieta vegana, la ausencia de los nutrientes que puede brindar la carne afectaría en el mediano y largo plazo su salud. Aunque existan suplementos no compensan lo que la alimentación provee. Igualmente es una decisión acertada mantener la alimentación comercial, como es el concentrado de buena calidad, que tiene las bases proteínicas de carne adecuadas para nuestros peludos.

Sin embargo, si decides optar por cambiar su dieta, como lo dice Juan Carlos Mancipe, hay que tener en cuenta que: " debido a la naturaleza del animal, un cambio de alimentación tiene que ser controlado, y bajo la supervisión del veterinario. No es factible cambiar la comida de un día para otro".

Los gatos... No
Mancipe agrega que aunque la decisión final sobre el cambio de dieta es del dueño, los profesionales en veterinaria no suelen recomendarla. En el caso de los gatos, aconseja abstenerse de intentarlo ya que es un animal primordialmente carnívoro y reemplazar su principal fuente de nutrientes puede traerle efectos secundarios como: pérdida de masa muscular o anemia, puesto que la carne provee la suficiente cantidad de hierro que los glóbulos rojos necesitan. Pero el riesgo más importante es la ausencia de taurina una sustancia necesaria para que el sistema cardiovascular de nuestros mininos trabaje bien, de lo contrario los riesgos de infarto aumentan.

Como ves, el cambio de dieta es una decisión muy importante que antes que nada, se debe consultar con los expertos. De esta manera tu mascota se mantendrá, feliz y sobretodo muy sana.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.