Para un pelo perfecto

El pelaje de los perros no es solo un símbolo de belleza, también indica buena salud. Estas son algunas recomendaciones que puedes seguir en casa para mantenerlo brillante, limpio y sano.

Largo, corto, crespo, lacio, o en cualquiera de sus formas y tonalidades, el pelo de tu perro habla de su vitalidad y energía, así como de los buenos cuidados que como amo tienes con él. Mantenerlo saludable y en perfectas condiciones no es solo una cuestión de estética, sino también de higiene y de calidad de vida para tu mascota, pues finalmente se trata de una importante capa que cuida de su piel, lo protege del frío y evita que contraiga algunas enfermedades. 

Más que sobrecargarlo con costosos tratamientos capilares o llenarlo de menjurjes aceitosos para mejorar su apariencia, el pelo de un perro necesita de dos condiciones básicas para estar en perfectas condiciones. Según la veterinaria homeópata Ruth Jiménez, una buena salud y una buena alimentación son indispensables. 

“Primero, el perrito debe estar sano, si tiene alguna enfermedad de base no va a poder tener un pelo hermoso y brillante. Segundo, es importante una excelente nutrición, entre mejor sea el concentrado, mejor será la calidad de la piel y del pelaje”, explica Jiménez.

Después de cumplir con ambas condiciones elementales, puedes poner en marcha algunas prácticas naturales adicionales que le ayuden a tu perro a potencializar la belleza de su pelo: 

Baño de agua y vinagre
Puedes pensar que bañar continuamente a tu perro es lo más saludable e higiénico, pero lo cierto es que hacerlo muy seguido y de manera prolongada no es recomendable. Para mantener su pelo limpio y brillante, toma una toalla de manos, remójala en agua y vinagre y pásala por el cuerpo de tu mascota. Puedes repetir esta actividad una vez por semana, y de paso evitarle el estrés de la bañera a tu mascota. 

2
Masaje capilar 
Es normal que tu perro pierda pelo, en algunas temporadas más que en otras, y por eso es recomendable que lo cepilles diariamente –o varias veces a la semana– de la cabeza hacia la cola y del lomo hacia las patas. A través de este masaje, ayudarás a reactivar la circulación del animal y estimularás el recambio celular de su piel, permitiendo que bote más rápido el pelo que le sobra. Recuerda usar un cepillo con cerdas naturales y adecuado para cada tipo de pelaje. 


3
Premios de frutas y verduras
En lugar de darle golosinas a tu perro cada vez que te obedece, puedes variar la forma de premiarlo con una ración de fruta como papaya o mango. También puedes rallar un poco de verdura y mezclarla con el concentrado. Debes tener en cuenta que la porción adecuada depende de la raza de tu mascota; un labrador podría comerse media zanahoria, un schnauzer una tercera parte, y un pincher solo una cucharadita. Consulta con tu veterinario para no causarle problemas estomacales a tu perro. 

4
Algas naturales
Las pulgas lesionan la piel de tu mascota y una piel enferma afecta la belleza del pelo. Un producto natural, poco convencional pero muy efectivo para combatirlas es la tierra de diatomeas, una especie de algas marinas unicelulares que controlan el crecimiento de los ectoparásitos. Esta debe diluirse en el último balde de agua del baño de tu perro en dosis mínimas, es decir, un poco menos de media cucharadita. El polvo, al hacer contacto con su piel, le ayudará a librarse de estos molestos inquilinos, sin afectar su pelaje. 

*Los tratamientos fueron sugeridos por la veterinaria homeópata Ruth Jiménez Buitrago: ruthjimenezmv@hotmail.com 


¡Para tener en cuenta!
Existen enfermedades que pueden afectar el pelaje de tu perro. Antes de comenzar cualquier tratamiento natural, acude a tu veterinario y asegúrate de que la pérdida o mal estado del pelo de tu mascota no tienen que ver con alguna de las siguientes: 

• Foliculitis bacteriana
• Sarna demodecica 
• Hiperqueratosis folicular
• Hipotiroidismo 
• Síndrome de Cushing 
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.