Consejos para tener un perro braquicéfalo

Siempre es posible tener, como mascota, un perro braquicéfalo, es un magnífico compañero con una especial sensibilidad. Sin embargo, el tenerlo requiere unos cuidados especiales, por eso antes que decidas que este canino hará parte de tu familia, te damos los siguientes datos sobre ellos:

1. Los perros braquicéfalos son aquellas razas con hocicos muy cortos, que tienen un trastorno conocido como síndrome de obstrucción de la vía aérea que les dificulta respirar, provocando ahogamiento.
2. Los animales braquicéfalos generalmente respiran más por la boca: debido a la estrechez de sus orificios nasales tienen menos espacio para respirar.
3. Los síntomas que puede presentar un perro braquicéfalo son ronquidos, ahogo excesivo, vómitos, dificultad para dormir, desmayos e intolerancia al ejercicio. Estos pueden empeorar con el calor y llegar a provocar la muerte del animal.

Estas son algunas de las razas de perros braquicéfalos:

Bulldog francés, bulldog inglés, carlino, pekinés, bóxer, shar pei, lhasa apso, shih tzu, Boston Terrier, Carlino.

El doctor Edgar Gutiérrez, Director general de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, recomienda siempre estar pendiente de la respiración del perro braquicéfalo: si emite algún sonido fuera de lo normal o si es demasiado fuerte.

Hay que tener en cuenta que, para los perros braquicéfalos, existen procedimientos quirúrgicos que pueden mejorar mucho su calidad de vida en caso de presentarse complicaciones con signos clínicos crónicos y que afecten de manera seria a ejemplares de estas razas, como acortamiento del paladar blando o ampliación de los orificios de su hocico.

No olvides tener una excelente comunicación con el médico veterinario para que te indique acerca de los cuidados y /o recomendaciones, que suelen ser especiales para estas razas.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.