La temperatura constante y moderada, así como un buen nivel de humedad en el ambiente, son fundamentales para favorecer la respiración de los braquicéfalos. La temperatura constante y moderada, así como un buen nivel de humedad en el ambiente, son fundamentales para favorecer la respiración de los braquicéfalos. Foto: 4Patas.com.co

Narices chatas

Si tu mascota es de una raza braquicéfala, es propensa a padecer el síndrome que lleva el mismo nombre. Hay varios cuidados con los que podrás ayudarle a tener una mejor calidad de vida.

¿Cuáles son los tipos de perros braquicéfalos?
Bulldog inglés, bulldog francés, boston terrier, pekinés, pug, shih-tzu, bóxer, lhasa-apso, san bernardo, mastiff, maltés, pinscher miniatura, yorkshire terrier, Chihuahua y cavalier king charles spaniel.

¿Síndrome o raza?
Las braquicéfalas se caracterizan por tener cráneo y nariz achatados. Braqui significa corto, es decir, la formación de la cara es pequeña y tiene menos dientes. Sin embargo, no todos los animales con esta descripción lo padecen. Este se presenta solo cuando se juntan varias manifestaciones clínicas. El doctor Édgar Gutiérrez, especialista en cirugía y medicina interna, lo define así: “El síndrome braquicefálico es una alteración anatómica que se caracteriza por ollares nasales cerrados, la parte posterior del paladar muy larga, y posible eversión de los sáculos laríngeos, en otras palabras, unos tejidos que tiene el animal en la garganta se voltean, y tapan la entrada del aire en la tráquea, que en muchos casos es muy pequeña.”

¿Cuáles son los síntomas?
- Dificultades y ruidos al respirar.
- Baja tolerancia al ejercicio físico.
- Algunos perros se ponen morados en situaciones de estrés o después de realizar actividad física.
- Inhalaciones con la boca abierta: el aire les llega seco y presentan tos.
- Arcadas (impulsos de vómito).

¿Qué hacer?
Cuando existe una sospecha, debe llevarse a la mascota al veterinario para que sea él quien haga un diagnóstico. Una vez confirmado, el tratamiento indicado es la cirugía antes de que cumpla el primer año, pues luego de esta edad los tejidos presentarán inflamación y la intervención será menos efectiva. Suele funcionar, pero, según explica el doctor Gutiérrez, la tendencia en estas razas es que su sistema respiratorio siga siendo vulnerable toda la vida. De ahí la importancia de mantener controles y cuidados permanentes.

¿Qué complicaciones puede tener un perro braquicéfalo?
- La más grave es un síncope, es decir, un desmayo que ocurre después del ejercicio.
- Colapso traqueal, es decir, el órgano encargado de llevar el aire a los pulmones se cierra.
- Edema (hinchazón) pulmonar.
- La membrana que recubre la faringe y la laringe se engrosan demasiado, cambiándoles la voz.

10 recomendaciones básicas

1. Llévalo a control cada dos meses.
2. En caso de un síncope o de un colapso traqueal, acude de inmediato al veterinario pues el riesgo es mortal.
3. No le pongas collares. Mejor usa una pechera.
4. La altura y los climas húmedos perjudican a tu mascota. Evita que sufra cambios bruscos de temperatura.
5. Mantén su nariz libre de moco. Limpia las secreciones con agua o suero fisiológico.
6. Evita que coma con ansiedad, pues se puede ahogar fácilmente. Dale varias porciones pequeñas durante el día, en lugar de dos grandes.
7. Evítale ejercicios forzados.
8. Tampoco es bueno que tu mascota sea sedentaria, porque la obesidad afectará aún más su capacidad respiratoria. Los paseos y caminatas son una buena opción.
9. Mantenle siempre agua fresca a su alcance, pues sus mucosas tienden a resecarse.
10. Si necesitas viajar con tu perro en avión, consúltalo con un experto para verificar que no padece una lesión cardiovascular y para atender sus recomendaciones puntuales. Las razas braquicéfalas son las que más sufren en los vuelos debido al estrés que supone estar en la bodega, lo que afecta su capacidad respiratoria.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.