En ocasiones, los jardines y plantas pueden representar un riesgo para la salud de tu mascota. En ocasiones, los jardines y plantas pueden representar un riesgo para la salud de tu mascota. Foto: 4Patas.com.co

Jardines y plantas, ¿una amenaza?

La llegada de nuestro mejor amigo a casa implica responsabilidades, nuevas tareas y cuidados. Aquí te contamos cómo manejar la convivencia entre los animales y la vegetación de tu casa.

Ya sean cachorros o adultos, las mascotas requieren atención especial con todo aquello que puede representarles un peligro dentro del hogar, tal es el caso de insecticidas, medicamentos o fertilizantes. Además de los típicos muebles y electrodomésticos que debemos mantener fuera del alcance de sus hocicos (por su seguridad y por nuestro bienestar), hay un elemento que parece irrelevante pero que realmente es fundamental: las plantas.

Para decorar, traer buena energía u obtener frutos, estas son compañeras infaltables en muchos de los hogares colombianos, pero también son muy atractivas para nuestras mascotas, las cuales buscan cualquier objeto para entretenerse. Los jardines, invernaderos o aquellos rincones llenos de materas requieren de un extremo cuidado por parte de los propietarios de canes o de felinos, ya que la presencia de estos animales puede representar un riesgo para la vegetación, y viceversa.

Pero ¿qué hay que hacer para evitar que tu mascota acabe con tu pequeño jardín?

Según Mario Leal, Médico Veterinario de la Universidad de La Salle “los perros pueden dañar, destrozar o morder las plantas debido a estados de aburrimiento, al cambio de casa, a la llegada a un nuevo espacio, a la sed o al encierro”. Para evitar que esto ocurra, hay que atacar los siguientes frentes: “Mantener hidratado al animal, sacarlo a dar paseos diariamente y darle juguetes y huesos de carnaza”. Esto evitará que dañe la vegetación y que se envenene con las sustancias nocivas que poseen algunas especies.

A pesar de las prevenciones, el riesgo de intoxicación está latente ya que “son innumerables los tipos de matas y flores que pueden hacerle daño a tu mascota y la sustancia peligrosa puede encontrarse tanto en las hojas, las flores, los tallos o, inclusive, los frutos”, asegura Leal.

La ingestión de las mismas puede causar problemas de respiración, diarrea, vómito y severos daños gastrointestinales que, de no ser controlados, pueden resultar en una emergencia veterinaria. Dichas reacciones se manifiestan varias horas después del consumo del producto tóxico. Para evitarlas, lo recomendable es impedir el contacto de la mascota con cualquier tipo de vegetación venenosa, ya sea dejándola fuera de su alcance o vigilando sus recorridos por los jardines.

No obstante, hay que recordar que lo más recomendable es educar al perro (o al gato) desde su llegada al hogar, dejando claros los límites de lo que puede y no puede hacer, y de lo que debe y no debe comer.

Las más peligrosas
4Patas.com.co
te muestra el top 10 de plantas que pueden estar en los hogares y que son altamente dañinas para los animales.

Especie y qué parte es tóxica:
1.
Acebo, agrifolio y cardón: hojas, frutos y semillas.
2. Adelfa, laurel rosa y loendro: todas las partes.
3. Filodendro: todas las partes.
4. Difenbaquia: todas las partes.
5. Espatifillo y lirio de la paz: todas las partes.
6. Hiedra, yedra: todas las partes, especialmente los frutos.
7. Hortensia: hojas y flores.
8. Lirio y lirio hediondo: todas las partes.
9. Potos y escindapso: hojas y flores.
10. Tulipán: bulbo.

Si mi mascota ingirió una planta tóxica, ¿qué debo hacer?
- Revisa cuál pudo ser la causa del envenenamiento. Es importante que conozcas las especies de plantas que tienes en casa; esta información será esencial para el veterinario.
- Si la ingesta de la planta fue hace poco tiempo trata de hacer vomitar al animal.
- Acude a un especialista de inmediato.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.