¿Qué hago para que mi perro no coma piedras?

Para algunos cuidadores de perros es extraño que sus cachorros o perros, ya en avanzada edad, comen piedras. Te contamos cuáles pueden ser las razones de este comportamiento.

Cachorro: Si el perro aún es pequeño, la costumbre de comer piedras puede tratarse de una necesidad de morder y estar pendiente de su entorno. Sin embargo, la curiosidad se acaba, generalmente, cuando el perro cumple los seis meses.

Muchas veces cuando el perro come piedras durante  sus primeros meses de vida, lo hace porque logra disminuir su dolor de encías. Sin embargo, no es una actitud recurrente en los cachorros.

Necesidad de atención: Cuando los perros sienten que no se les está prestando la suficiente atención, una de las maneras de lograrla es ingiriendo piedras. Si notas que su comportamiento se está volviendo habitual, cuando lo veas realizar la masticación debes decirle ¡No! De esta forma él entenderá que está haciendo algo incorrecto.

Aburrimiento: Recuerda que un perro en edad temprana siempre será juguetón. Por eso, si quieres evitar que tenga ese comportamiento, lo primero que debes hacer es dedicarle tiempo diariamente para salir a caminar o a jugar, para que asó él llegue a la casa cansado  y no tenga un deseo distinto a descansar.

Estrés: Si tu perro debe permanecer en casa todo el día, mientras trabajas, lo mejor que puedes hacer es buscarle una actividad diaria, como por ejemplo, jugar con un Kong o salir a subirse por un rodadero.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.