Presta atención a cualquier signo o síntoma extraño que observes. Identificar el problema a tiempo puede ser determinante para realizar los primeros auxilios. Presta atención a cualquier signo o síntoma extraño que observes. Identificar el problema a tiempo puede ser determinante para realizar los primeros auxilios. Foto: 4Patas.com.co

Primeros auxilios caninos

Una acción rápida y efectiva puede hacer la diferencia a la hora de un suceso inesperado. Aquí, una serie de importantes cuidados básicos para conservar la vida de tu mascota mientras se le proporciona atención médica adecuada.

Cuando compartimos nuestra vida con un perro, nos esforzamos por brindarle el mayor número de comodidades posibles: paseos a diario, momentos de juego, una cama confortable y alimento, entre otras. Sin embargo, en algunas ocasiones surgen imprevistos que no solo atentan contra su bienestar sino que, incluso, pueden llegar a comprometer su vida, generando estrés tanto para el animal como para nosotros.

Si bien los accidentes se presentan bajo circunstancias diferentes –de tiempo, lugar y espacio, entre otras–, aquí te mostraremos los casos más comunes y las acciones que debes ejecutar para evitar consecuencias graves. Cada situación amerita un protocolo diferente, así que toma nota.

Consideraciones iniciales
- Ante un accidente, lo fundamental es acudir cuanto antes a un servicio médico veterinario.
- Presta atención a cualquier signo o síntoma extraño que observes. Identificar el problema a tiempo puede ser determinante.
- Conserva la calma y piensa con cabeza fría.
- Considera en primer lugar la seguridad de tu mascota, ya que en estas situaciones el perro, por nerviosismo o estrés, se puede tornar agresivo.
- “Si es posible prevenir un accidente, entonces no es un accidente”: reduce al máximo los factores de riesgo en su entorno y así disminuirá el número de eventualidades que se puedan presentar.
- Ten siempre a la mano el número telefónico de un veterinario de confianza y también de una clínica cercana a tu lugar de residencia (cerciórate de que preste servicio las 24 horas del día).
- Nunca suministres medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios sin consultarle previamente a un especialista.
- Asegúrate de contar con un botiquín completo y mantenlo en un lugar al que todos los miembros de la familia tengan acceso.

Emergencia # 1
Asfixia
Los perros generalmente son muy curiosos e ingieren objetos que obstruyen las vías respiratorias. Estos pueden presentar diferentes formas y texturas, por lo cual es sumamente importante identificar primero el tipo de elemento antes de realizar cualquier procedimiento.

- Abre la boca del perro e intenta descubrir en dónde está localizado el objeto que impide la respiración.
- Si este se encuentra atascado y presenta formas irregulares o filosas, no lo remuevas manualmente ya que le puedes generar mayor daño al animal. Si es redondeado, intenta extraerlo con los dedos o con ayuda de unas pinzas.
- Si el objeto no logra ser visto fácilmente, se recomienda ejercer presión manual justo debajo de las costillas, ya sea teniendo el perro acostado o apoyado sobre sus patas traseras (similar a como se hace con las personas).
- En caso de que el animal no respire, se hace necesario proveer respiración artificial o reanimación cardiopulmonar.

Emergencia # 2
Traumas físicos (arrollamiento, golpes, caídas, fracturas)
Con frecuencia, observamos casos de perros que han sido atropellados por vehículos, lo cual siempre será considerado como una situación de extrema urgencia y sumo cuidado, ya que al no suministrar los primeros auxilios adecuados, se pueden generar problemas mayores.

- Identifica el lugar de la lesión e inmoviliza al perro de inmediato, poniéndolo sobre superficies rígidas o cobijas (si es necesario moverlo), y sujetando con cinta adhesiva la cabeza, el tórax y la pelvis.
- Si la lesión se encuentra en alguna de las extremidades, es necesario inmovilizarlo con la ayuda de una toalla o venda.
- Acude cuanto antes a un centro veterinario para evaluar el tipo de trauma y el tratamiento necesario.

Emergencia # 3
Intoxicación o envenenamiento
Existen numerosas sustancias que son tóxicas y por ello deben ser mantenidas fuera de su alcance.

- Detecta la sustancia que causó la intoxicación, ya que de ello dependerá el procedimiento que se debe realizar.
- Es necesario inducir al vómito, para lo cual se recomienda suministrar agua oxigenada mezclada con agua potable (1 cm³ de agua oxigenada y 1 cm³ de agua potable por cada kilogramo de peso del animal); o ponga un poco de sal debajo de la lengua.
- Si la sustancia ingerida es corrosiva (ácido, lejía, entre otros), no se debe provocar vómito, ya que puede causar más daño. En tal caso emplea aceite mineral o vaselina líquida –nunca leche ni aceite de cocina–, para facilitar la eliminación del tóxico.

Emergencia  # 4
Quemaduras y electrocuciones

- Dependiendo del grado de quemadura, se realiza un tratamiento diferente. Sin embargo, siempre debes lavar la herida con agua fría abundante. Nunca uses vendajes.
- En caso de electrocuciones, no toques el animal con las manos mojadas y verifica haber desconectado el objeto que causó el incidente. Lleva al perro cuanto antes al médico veterinario, ya que puede tener lesiones internas.

Emergencia #5
Heridas y mordeduras
Suelen presentarse durante agresiones causadas por otros perros o cortes con vidrios, alambres de púas, latas u objetos corto-punzantes.

- Limpia y desinfecta con abundante agua y jabón, e intenta retirar los pelos que rodean la herida para evitar infecciones posteriores.
- En caso de presentar hemorragia, aplica un vendaje con gasa elástica y algodón para detenerla. Si el flujo de sangre no para, es necesario realizar un torniquete por encima de la herida para detener el sangrado.
- Al tratarse de mordeduras por peleas con otros perros, verifica si el agresor cuenta con un carné de vacunación y si tiene la dosis de antirrábica al día. Lee: ABC de la mordedura de los perros.

¿Qué debe contener un botiquín de primeros auxilios caninos?
Algodón
Merthiolate
Alcohol antiséptico
Agua oxigenada
Jabón antiséptico
Gasas estériles
Tijeras de punta roma
Esparadrapo
Termómetro
Pinzas

Por: Gabriel García T.
Médico veterinario

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.