Besos y más besos

De seguro más de una vez has recibido un lengüetazo de tu fiel compañero, pero ¿qué dicen los expertos sobre besar a nuestra mascota?

“¡No dejes que te lama!”, se le oye gritar a más de una mamá en el parque cuando su bello cachorro se acerca a la cara de su hijo y le planta un beso perruno: con lengua, saliva y todo. Se puede decir que ellas tienen algo de razón. Sin embargo, las posiciones en el asunto están bien divididas y sustentadas científicamente. ¿Quién puede resistirse a besar a uno de estos peludos?

Las contraindicaciones, como es de suponerse, se relacionan con temas de higiene. Por naturaleza los perros son exploradores, lo que quiere decir que meten su nariz y su lengua en todas partes, literalmente.

Desde el punto de vista médico es posible que algunos tipos de bacterias, bichos o parásitos puedan transmitirse con una lamida, pero las probabilidades se reducen si se trata de mascotas con todas las vacunas al día y un esquema de desparasitación adecuado.

Un estudio realizado por investigadores japoneses en 2011 y publicado en el Archives of Oral Biology va más allá. Los científicos recolectaron muestras de placa dental de perros y humanos que usualmente besan a sus mascotas. Las muestras dejaron ver que ambos tenían los mismos tipos de bacterias en la boca, lo que lleva a concluir que potencialmente podrían transferirse entre sí a través de los besos.

De acuerdo con el Doctor Yamakazi de la Universidad de Oksaka, 30% de las personas que tienen contacto oral con perros tiene en la boca bacterias caninas causantes de periodontitis.

Sin embargo, pareciera que este intercambio de bacterias no es negativo en todos los casos. El Human-Animal Interaction Research Initiative de la Universidad de Arizona reveló que los microbios contenidos en la saliva de los perros podrían tener un efecto probiótico en los seres humanos, fomentando el crecimiento de microrganismos positivos. El estudio aún está en proceso, conozca los detalles aquí.

Así las cosas, parece que sigue abierto el debate sobre los besos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.