¡Cuidado con las pulgas!

Si tu perro tiene pulgas y no sabes qué hacer con este problema, te ayudamos a solucionarlo.

Las pulgas son pequeños insectos desprovistos de alas, que se caracterizan por sus largas patas adaptadas para el salto. Sus piezas bucales están acondicionadas para aspirar la sangre de su huésped.

Estos parásitos se encuentran en todo el mundo. La mayoría de especies de pulgas están adaptadas a su hospedero específico; sin embargo, pueden alimentarse de la sangre de personas, principalmente cuando no encuentran su anfitrión preferido.

Estos insectos son un importante transmisor de enfermedades (peste en humanos) e intermediario de otras como cestodos o tenias en perros (Dipylidium caninum) este último ocasionalmente puede infectar a las personas.

Como sucede con la picadura de otros artrópodos que se alimentan de sangre, lo grave es que se producen lesiones pruriginosas por el rascado y eritematosas, es decir, zonas con enrojecimiento de gravedad variable. La gravedad de esas lesiones depende del número de pulgas y de la sensibilidad del paciente a la picadura. Hay que tener cuidado porque la infección secundaria puede ser una complicación importante que puede generar procesos infecciosos difíciles de tratar.

El control de las pulgas se realiza mediante un variado número de agentes comerciales que controlan los parásitos en el perro. Aunque lo más importante es ampliar el rango de acción, es decir, no solo se debe hacer control en la mascota, también debe hacerse un control ambiental minucioso de su cama y hogar en general con el aspirado, la limpieza, y el uso de repelentes naturales como la altamisa en todo el lugar donde habita el perro para disminuir el número de insectos en el entorno.

Es importante tener en cuenta que los productos comerciales no tienen acción repelente, por consiguiente, la observación de parásitos no es sinónimo de ineficacia del fármaco. Para cerrar una recomendación importante es usar solo productos indicados por el médico veterinario, ya que fácilmente se pueden generar intoxicaciones graves por mal empleo de fármacos e incluso la muerte de nuestros amados compañeros.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.