Inicialmente el daño no va más allá de molestia, picazón y rascado. No obstante, las pulgas pueden generar dermatitis, transmitir parásitos internos como el Dipylidium caninum e incluso causar anemia. Inicialmente el daño no va más allá de molestia, picazón y rascado. No obstante, las pulgas pueden generar dermatitis, transmitir parásitos internos como el Dipylidium caninum e incluso causar anemia. Foto: 4Patas.com.co

Pulgas: preguntas frecuentes

Cuando compartimos nuestro hogar con mascotas, vemos con preocupación cómo empiezan a rascarse, lamerse y morderse; inmediatamente pensamos en un huésped diminuto, escurridizo, indeseable e incómodo tanto para ellos como para nosotros: las pulgas.

¿Qué son?
Son pequeños ectoparásitos (parásitos externos), que se alimentan de sangre. Aunque carecen de alas, cuentan con un cuerpo aplanado y tres pares de patas estructuralmente diseñadas para dar grandes saltos, lo cual les permite pasar fácilmente de un huésped a otro.

¿Son exclusivas de los perros?
Existen numerosas especies de pulgas (aproximadamente 2.000), que con el transcurso del tiempo se han adaptado a diferentes condiciones, han ampliado su rango de acción y pueden parasitar diferentes animales. Es por ello que la pulga de los perros (Ctenocephalides canis), no es la más común en ellos sino que lo es la de los gatos (Ctenocephalides felis).

¿Puedo llegar a ser víctima de ellas?
Si bien no es frecuente que estas pasen de una especie animal a otra, si es posible; razón por la cual en lugares en donde hay pulgas, las personas pueden presentar signos de picadura. En la mayor parte de los casos, los humanos son simplemente usados como ‘medio de transporte’ para pasar de un animal a otro.

¿Cómo llegan las pulgas a mi perro?
Se adquieren cuando estas saltan de un animal a otro, o cuando el animal deambula por lugares donde existe gran acumulación de restos orgánicos como pelos, células de la piel, entre otros, y es allí donde se encuentran las larvas que se alimentan de dichos residuos.

¿Cómo saber si mi perro tiene pulgas?
Debido a su tamaño y agilidad, no es fácil ver las pulgas a no ser que la infestación sea elevada. Sin embargo, es posible inspeccionar un poco la piel y el pelo de nuestro can (principalmente el área del lomo y del abdomen), y observar unas pequeñas gotas de color café, que son excremento de pulga.

Si mi mascota se rasca, ¿tiene pulgas?
El continuo rascado no es una señal indicativa de que tenga pulgas, ya que la saliva de la pulga actúa como una anestesia local que insensibiliza el lugar de la picadura. No obstante, muchos de los perros presentan alergia a la saliva de la pulga (dermatitis alérgica por pulga), y es ahí cuando el rascado se hace presente.

¿Qué complicaciones pueden ocasionar?
Inicialmente el daño no va más allá de molestia, picazón y rascado. No obstante, las pulgas pueden generar dermatitis, transmitir parásitos internos como el Dipylidium caninum e incluso causar anemia y la muerte en animales jóvenes o en aquellos que estén altamente infestados.

¿Cómo prevenirlas?
La clave está en:
- Hacer una revisión periódica del pelaje y la piel de nuestra mascota.
- Cepillar el pelo sobre una superficie blanca para facilitar la detección de pulgas vivas, o de su excremento.
- Utilizar productos destinados a prevenir la aparición de pulgas y mantener las áreas que más frecuenta el perro en adecuadas condiciones de aseo.

¿Cómo eliminarlas?
La persona indicada para recomendar el tratamiento es un médico veterinario ya que en el mercado se encuentran diferentes productos para combatirlas; estos varían de acuerdo a su modo de acción, eficacia y valor económico.
- Champú: se recomienda como primera medida del tratamiento antipulgas. Eficacia limitada.
- Collar: es empleado para matar los parásitos adultos o para destruir los huevos, pero su eficacia generalmente se limita al área del cuello.
- Talco/Polvo: es de fácil aplicación pero tiene poca difusión y durabilidad; además, su eficacia depende del pelaje del perro.
- Pipeta: es el más recomendado y empleado, ya que destruye a la pulga adulta e interrumpe el ciclo biológico de la misma. Se aplica en la zona del lomo, entre los hombros, para que el perro no pueda lamerse.
- Spray: eficaz en el tratamiento de larvas y huevos, pero con poca efectividad para eliminar los parásitos adultos. Requiere de cuidados adicionales al momento de su aplicación, ya que puede caer en ojos u oídos del animal o generar reacciones de sensibilidad en la piel.

Por: Gabriel García T.
Médico veterinario
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.