Las 6 cosas que producen gases en tu mascota

No es nada divertido que tu perro tenga flatulencias todo el tiempo. Sin embargo, es normal que a veces escuches uno que otro ‘ruido’ que sale de su cuerpo. Para que el exceso de gases no sea una constante en él, te damos una lista de cosas que pueden estar causando este problema.

Comer rápido

Las mascotas que comen muy rápido pueden estar tragando mucho aire, pero como no lo eructan viaja hasta el intestino grueso y se convierte en una flatulencia.

Incentivar a la mascota a que coma más lentamente ayudará a que reduzca la cantidad de aire que se traga. Aunque suene extraño, una manera para hacerlo es poniendo croquetas en el piso, alrededor de su plato de comida, para que las coma una a una.

Comida de baja calidad

Ingredientes de baja calidad o dietas hechas con una gran cantidad de fibra, tienden a producir muchos gases o flatulencias en el can. Cualquier ingrediente que no se absorbe en el intestino delgado, viaja lentamente hasta el intestino grueso, lugar en el que se producen los gases.

Exceso de carne

Los perros y los gatos necesitan una buena cantidad de proteína en su dieta, pero el exceso de carne puede ser la causa por la cual se producen esos gases malolientes. La carne roja, en especial, contiene una gran cantidad de azufre que viaja hasta el intestino grueso. Si tu mascota tiene una dieta alta en proteínas y sus gases tienen mal olor, entonces la carne puede ser la culpable.

Intolerancia a la lactosa

Cuando los gatos y perros son jóvenes su cuerpo produce lactasa, la enzima que descompone el azúcar que tiene la lactosa. Cuando estos animales ya entran en una edad adulta pierden una buena cantidad de estas enzimas, hasta el punto en el que muchos llegan a ser intolerantes a la lactosa. Cuando una mascota no la tolera y consume alimentos que tienen una excesiva cantidad de lactosa, el azúcar no se absorbe y viaja al intestino grueso, donde las bacterias la descomponen y le producen las flatulencias o gases.

Estómago sensible

De la misma manera en la que sucede con las personas, algunos animales no soportan ingredientes que hacen trabajar su organismo más de lo normal. Mientras que algunas personas tienen un estómago de acero, otros con solo con comer un trozo pequeño de alguna verdura o fruta, ya se descomponen.
La variedad de alimentos en los estómagos sensibles puede ocasionar este problema.

Si crees que ese puede ser el caso de tu mascota, lo primero que debes hacer es eliminar algunas comidas o snacks extras. Dale solo sus croquetas y agua. Haz este ejercicio por dos semanas, si no funciona y los gases no terminan, ve probando los alimentos, uno por uno, que le dabas antes, para así saber cuál le hace tanto daño.

Enfermedades

Ten en cuenta que el exceso de gases puede ser la causa de una enfermedad en el animal. Las enfermedades que se asocian con las flatulencias, son:

  • Pancreatítis
  • Parásitos
  • Infecciones gastrointestinales
  • Inflamación intestinal

Obviamente los gases vienen acompañados de síntomas como diarrea, vómito, pérdida de peso. Si tu perro o gato tienen estos síntomas, lo mejor es llevarlo al veterinario.

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.