Lo que debes saber sobre el moquillo

Los perros más susceptibles al moquillo son aquellos que tienen de 6 a 18 semanas de vida.

¿Qué es el moquillo?

El Distemper Canino o Moquillo es una enfermedad viral, altamente contagiosa que  tiene una alta tasa de mortalidad. Ingresa al animal a través del aire y se desarrolla a los 25 días, pero los primeros síntomas se empiezan a presentar a del sexto al noveno día de contagio.

Las manifestaciones que puedes ver en tu perro entre el sexto y el noveno día son:

  • Fiebre
  • Secreción nasal
  • Depresión
  • Falta de apetito
  • Decaimiento

Cuando el perro ya tiene las manifestaciones, puede contagiar a otros por medio del contacto que hacen con sus pares por medio del olfato.

El desarrollo de la enfermedad, se da a partir del día 25 de su contagio. Desde ese momento, la patología tiene tres fases.

  1. Fase respiratoria: El perro aumenta su secreción nasal, que ahora será verdosa, decaimiento, fiebre, inapetencia y cuarteamiento de los pulpejos. Es decir, de los deditos.
  2. Fase digestiva: El animal presenta vómito, diarrea, decaimiento, inapetencia y fiebre.
  3. Fase nerviosa: Se llama también fase terminal. El animal quedará en estado vegetal. Se inicia con convulsiones, Parálisis de miembros.

¿Qué se puede hacer?

“Es importante tener presente que esta es una enfermedad que presenta altos niveles de mordilidad y mortalidad”, dice la médica veterinaria Johanna Morales. Por eso si llegas a ver estos síntomas en tu perro, debes levarlo inmediatamente al veterinario y evitar el contacto con otros animales.

“No hay medicamentos para esta enfermedad, hay tratamientos paleativos”, explica Morales. Sin embargo, hay que tener presente que sí se puede prevenir vacunando a la mascota a los 45 días de nacido, teniendo en cuenta que debe estar previamente desparasitado.

 

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.