Transfusión de sangre en perros

Igual que en los humanos, las transfusiones de sangre pueden salvar la vida de los perros. Conoce de qué se trata.

Operaciones o accidentes pueden hacer que tu mascota requiera la sangre de otro perrito para sobrevivir. Al igual que en los humanos, el procedimiento se hace en un espacio totalmente aséptico y con una aguja por cada animal, a quien generalmente se le extrae entre 250 y 500 ml. Por eso debe tener un tamaño apropiado.

¿Qué características debe tener un perro para ser donante?

  • Tener todas sus vacunas.
  • Estar completamente sano.
  • Estar desparasitado.
  • Ser de tamaño mediano: pesar más de 20 kilos y no tener sobrepeso.
  • Y tener entre 1 y 8 años de edad.

¿Qué tipos de sangre existen?

El grupo sanguíneo de los perros se clasifica por el DEA (Dog Erythrocyte Antigen, por sus siglas en inglés) y se ordena numéricamente: DEA1, DEA2, etc. Existen alrededor de 10 tipos de sangre, pero la gran mayoría de los perros tiene el tipo de sangre DEA1.

“La primera vez que se le transfiere sangre al animal, su cuerpo no reacciona negativamente, como pasa con nosotros los humanos. Yo puedo tomar la sangre de cualquier perro que esté en buenas condiciones, independiente del tipo, y hacer la transfusión. Pero esto solo se puede hacer una vez”, explica la doctora Lina Ladino.

En caso de una segunda transfusión, se debe hacer un test para averiguar el tipo de sangre y conseguir un donante que sea compatible.

Pese a que son muy pocas las clínicas veterinarias que cuentan con este servicio, visita en Bogotá la Clínica Veterinaria DOVER, y en Medellín, dirígete al banco de sangre animal Hemovital.

Salvar vidas caninas sí es posible.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.