¡Digan ‘whisky’!

Larry Johnson lleva más de 30 años curioseando el mundo de los gatos a través del lente de su cámara. Les silba, les habla, les ronronea… se conectan y, al final, logra su cometido: retratar su personalidad en una sola imagen.

En medio de una galería de pelos, bigotes y ojos de atractivos colores, Larry elige con confianza sus fotografías favoritas: son aquellas que exaltan un sentimiento de relajación o las que hipnotizan por la intensidad de las miradas. El famoso retratista de gatos conoce de memoria las características de cualquier raza y sabe muy bien cuáles son las más inteligentes, pues su experiencia le ha enseñado que entre más listos son los animales, más complejo es captar su atención.

Foto: Larry Johnson.

4Patas habló con él y nos compartió detalles sobre su trabajo: el arte de reproducir el encantador misterio de los gatos, un acertijo que vale la pena descubrir y, mejor aún, si te pagan cientos de euros por hacerlo mientras recorres el mundo.

¿De dónde viene el gusto por los gatos?

Disfrutaba de los animales desde que era muy joven. Crecí con un perro, una tortuga y un conejo. Una vez me gradué de la universidad adopté un gatico callejero que ha crecido muy sano. Él me acompaña junto a un siamés y un maine. ¡Ah! Y también convivimos con un husky siberiano: es de mi hijo, y se la lleva bien con el trío de mininos.

¿Cómo empieza un fotógrafo profesional a especializarse en el retrato de gatos?

Había estado capturando la naturaleza y otros animales para poner las imágenes a la venta en el Club de Fotografía en la Florida, donde participaba como fotógrafo activo. Allí conocí a un artista y a su esposa. Ella buscaba quién le hiciera buenas fotos a sus felinos para una exposición que se aproximaba y yo las hice. Quedó tan encantada que me pidió registrar todo el evento. En el show me encontré con otros expositores de gatos que me invitaron a asistir a sus encuentros y, después de unos cinco años, tomé la decisión de centrarme en los gatos y comencé a viajar con mi estudio portátil en busca de sus mejores registros.

Estas mascotas tienen una personalidad muy independiente. ¿Qué es lo más difícil a la hora de retratarlos?

Captarlos —o más bien ‘persuadirlos’— es un gran reto. Se necesita ser realmente bueno para lograrlo. Uno tiene que ser flexible a sus sentimientos y reacciones. Es indispensable leerlos y conocerlos antes, durante y después de la captura para entender sus personalidades y sus caprichos. Así se retrata su ser.

Foto: Larry Johnson.

¿Cómo logras conectarte con ellos?

Los acaricio y les hablo pero, además de la interacción física, también empleo diferentes objetos para ‘burlarme’ de ellos. Tengo cuerdas, bichos falsos, plumas de aves voladoras, oropel, campanas pequeñas o incluso el extremo de un palo. Gracias a esta variedad de artículos, llamo su atención. Realmente lo que más disfruto es capturar su esencia.

¿Hay alguna raza que aún no haga parte de su álbum?

Hay nuevas razas que no he tenido la oportunidad de fotografiar, pero tengo muchas imágenes de las más predominantes de todas las asociaciones de gatos del mundo.

¿Qué le dirías a la gente que piensa que los gatos son aburridos?

Aunque son distantes, inquisitivos y muy sutiles en su vida, no generan mucho estrago ni tienen comportamientos traviesos como los perros. Sus ronroneos y su compañía brindan una sensación de calma grandiosa.

¿Cuál es ese tip infaltable para retratar exitosamente a un gato?

Tomarle fotos con un teléfono celular en el momento en que está más relajado no es la mejor opción. Para obtener buenas imágenes, procura estar en lugares bien iluminados: puede ser cerca de la ventana pero nunca bajo la luz solar directa: esta no deja apreciar bien los detalles. También debes evitar el uso de flash —produce el efecto ‘ojos rojos’—, el exceso de zoom y los fondos con muchos elementos. La idea es que el gato sea el que más se resalte.

Este contenido fue escrito por Andrea Lozano.

Te recomendamos leer también Nombres de perros de personajes históricos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.