¿Cómo formar un hogar de paso para gatos callejeros?  

123 RF 123 RF

La intención de ayudar animales abandonados cuenta, pero no es lo más importante. Lina Cáceres te cuenta los requisitos para poder ayudar de manera responsable.

En la columna anterior les conté la historia de El Orfagato y cómo la experiencia de cuidar gatos cambió mi vida. Hoy les contaré lo que en mi experiencia como rescatista y cuidadora de gatos ha sido indispensable para hacerlo bien. 

Lo más importante, a mi juicio, es ser consciente de qué es lo está haciendo uno cuando rescata a un animal y decide cuidarlo. La decisión de sacarlo de la calle no es algo que uno deba tomarse a la ligera. Por el contrario, es tan seria que para cada animal nuestra decisión representa su bienestar o incluso su vida. 

Lee también: Ordenan desalojar fundación con 380 animales rescatados del abandono 

Por eso, antes de seguir nuestro impulso de cogerlos, debemos asegurarnos de que ellos van a estar mejor que en la calle o el abandono. No se trata de hacer lo que muchos hacen: recogerlos y luego publicar en redes sociales que se necesita un hogar de paso urgente porque “donde vivo no me lo dejan tener” o “ya tengo otros animales y no puedo hacerme cargo de otro”. 

Tampoco se trata de rescatarlos para hacinarlos con otros animales, ponerlos en un cuarto o en una gatera con agua y comida sin atención, ni enriquecimiento ambiental. Lastimosamente, estamos llenos de esas personas que con buenas intenciones quieren ayudar animales y sin quererlo ponen en riesgo su bienestar.   

Te recomendamos: Se crea unidad de urgencias para animales callejeros en Bogotá ¡Por fin! 

Por eso, cada vez que rescato y acojo a un gato me pregunto: ¿tengo el espacio para acogerlo?, ¿tengo el dinero suficiente para sostenerlo hasta que encuentre un hogar?, ¿tengo el tiempo para cuidarlo?, ¿tengo la disposición  y la paciencia para cuidarlo?, ¿estoy dispuesta a cuidarlo meses (o años) mientras encuentra el mejor hogar para él? Creo que cada persona que decide acoger un animal debería hacerse esas preguntas y responderlas de la manera más sincera posible.

  

Para ser hogar de paso necesitas: 

  1. Espacio. 

Los gatos necesitan un espacio donde vivir. No tiene que ser muy grande, pero tampoco puede ser tan pequeño que no pueda moverse y correr. Lo importante de los espacios es que sean seguros y que estén adaptados para que ellos puedan ser gatos (trepar, rasguñar, cazar presas falsas, correr, descansar, observar el paisaje, etc). 

  1. Recursos para sostener a los gatos. 

Tener un hogar de paso no es gratis, ni lo financia la caridad de redes sociales, ni el distrito. Los gatos necesitan comida a diario, arena, espacios diseñados para ser gatos, atención veterinaria, esterilización, desparasitación, medicamentos, etc. 

Para cubrir esos gastos necesitas tener dinero mientras ellos encuentran a su familia. Por ejemplo, cada gato que llega al Orfagato necesita, además de comida y arena: antipulgas (20 mil aprox), desparasitante (10 mil aprox), pruebas de VIF y Leucemia (30 mil aprox). Eso sin contar con los gastos veterinarios extra cuando llegan en mal estado de salud. 

Deberías ver: Primera condena en Colombia por maltrato animal a hombre que comía gatos 

  1. Tiempo. 

Contrario a lo que muchos piensan, cuidar gatos no se trata de meterlos en un cuarto con una arenera, agua, comida y ya. Necesitas tiempo para limpiar, servir comidas, jugar con ellos, cuidarlos si están enfermos, etc. Además, para hacer los procesos de adopción necesitas tiempo para revisar las solicitudes, hacer visitas o entrevistas y encontrar las mejores familias para cada gato. Si no se cuenta con tiempo para hacerlo, es mejor ayudar de otras maneras. 

  1. Conocimientos básicos. 

Usualmente, los gatos que llegan a los hogares de paso vienen de condiciones de abandono o maltrato. La mayoría llegan enfermos o con problemas de comportamiento y por eso es importante que los cuidadores estén preparados para sortear esas dificultades. No es difícil, pero requiere de algunos conocimientos. 

  1. Disposición. 

La idea de cuidar gatos parece encantadora y lo es, pero no se trata únicamente de consentir gatos todo el día. Requiere mucha paciencia para hacer limpieza, trasnocharse, cuidarlos cuando están enfermos, soportar rasguños y mordiscos, reírse de sus travesuras, ser paciente cuando tienen problemas de comportamiento, etc.

  1. Mucho amor y voluntad para no quedarte con todos. 

Ser hogar de paso es una experiencia muy positiva, no solamente porque es gratificante para uno, sino también porque para los animales representa la oportunidad de una vida nueva, llena de amor y cuidados. Además, porque cada animal que acogemos muy probablemente irá a llenar de alegría a alguna familia.   

No dejes de ver: Los gatos sí nos dominan, así lo reveló un estudio

*Fotos: 123 RF

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.