Abecé de la toxoplasmosis felina

Rabia, hongos y otros parásitos son algunas de las enfermedades zoonóticas más conocidas. Rabia, hongos y otros parásitos son algunas de las enfermedades zoonóticas más conocidas. Foto: iStock

Son muchos los mitos que envuelven a la toxoplasmosis, una enfermedad que se conoce popularmente por ser transmitida de felinos infectados a seres humanos.

La toxoplasmosis es una enfermedad zoonótica, de tipo parasitario y afecta a cualquier animal mamífero y a las aves. También está presente en alimentos como verduras o legumbres que pueden contaminar al hombre por ingerirlas si están mal lavadas. Este parásito se encuentra presente en muchos lugares, especies y alimentos, pero siempre se ha dicho que la culpa es del gato.

Los felinos como leones, pumas, tigres y gatos, entre otros, son los únicos animales en los que el parásito del toxoplasma gondii puede completar su ciclo de vida y ser eliminado en la materia fecal en un corto periodo; por esta razón, la culpa siempre ha sido del gato. Pero esto no significa que sean una amenaza para los seres humanos y menos para las mujeres embarazadas –o que en su momento lo estarán– si tenemos las precauciones a la hora de tener un felino en casa. La primera recomendación será que nuestra mascota no salga a la calle y que tenga todos los requerimientos básicos dentro de casa.

¿Cómo se contagian de toxoplasmosis los gatos?

Los gatos se pueden contagiar al salir a la calle, cazar e ingerir aves o animales contaminados, por ejemplo, palomas y ratones.

¿Cómo pasa la enfermedad a los humanos?

Al igual que los gatos, por comer vegetales contaminados (mal lavados), carnes de cerdo mal cocidas y, en algunos otros casos, por labores de jardinería relacionadas con manipular tierra posiblemente contaminada. Durante el embarazo, el parásito del toxoplasma puede atravesar la placenta e infectar al bebé, causando mucho daño. Sin embargo, todo está en la prevención y depende de las buenas prácticas de limpieza, del uso adecuado de la caja sanitaria y del manejo de los residuos.

¿Cómo se debe limpiar la caja?

Es importante saber que si las heces del gato están contaminadas con el toxoplasma, se harán peligrosas en las siguientes 24 horas luego de ser expulsadas. Es necesario limpiarlas a diario y sacar los residuos, y es mejor usar materiales para gatos que se puedan expulsar por el sanitario, ya que si los dejas en la basura dentro de tu casa, el riesgo será exactamente el mismo.

¿Cómo saber si mi gato o yo tenemos toxoplasmosis?

Existen algunas herramientas de estudio como el análisis de material fecal, pero este podría no ser exacto porque el parásito no siempre será expulsado. Para más exactitud, se puede realizar una prueba de sangre donde se analice si el gato tiene anticuerpos contra la enfermedad. En el caso de los seres humanos se realiza el mismo test de sangre y se verifican anticuerpos contra la enfermedad, así se podrá determinar si se es positivo para toxoplasmosis, si alguna vez se tuvo la enfermedad o si solamente se tiene el anticuerpo.

En conclusión, la culpa nunca ha sido ni será del gato. La toxoplasmosis es una enfermedad que está presente en el ambiente como cualquier otro virus, lo importante siempre es tener precauciones y prevenciones. Antes de traer un gato nuevo a casa, es importante realizarle una prueba de sangre, más aún si en nuestros planes está un embarazo. Si tenemos gatos en casa, que no salgan a la calle. Debemos también mantener la caja siempre limpias, usar arenas sanitarias biodegradables que nos aseguren mejor manejo de los residuos, realizar el lavado de manos luego de limpiar las areneras, recordar siempre que se deben cocer muy bien las carnes y lavar siempre los vegetales, pues en ellos puede encontrarse un mayor riesgo de contaminación que en nuestro mismo felino.

 

Otras enfermedades zoonóticas:

Aquí, una lista de otras enfermedades que las mascotas pueden terminar pasándole a sus dueños.

  • Rabia: es contagiada por un animal portador (rabdovirus) y se manifiesta como una encefalitis. Puede ser mortal y se controla con la vacunación anual.
  • Hongos: son contagiados por Histoplasma, Blastomyces, Aspergillus y Cryptococcus. Los gatos portadores de agentes micóticos pueden contagiar a sus amos. Como prevención se debe tener el sistema inmune elevado y no estar en contacto directo con su gato si este tiene algún tipo de hongo.
  • Arañazo de gato (bartonelosis): la causa es una bacteria (Bartonella henselae) y en los humanos aparece con variedad de síntomas, desde linfadenopatía, fiebre, pérdida de peso, mialgia, dolor de cabeza y erupciones cutáneas, entre otras.
  • Parásitos: causados por los organismos flagelados (Giardias) o por parásitos intestinales (como Toxocara o Dipylidium). En los niños y adultos se pueden manifestar con diarreas.
  • Existen otras enfermedades zoonóticas asociadas a infecciones respiratorias u oculares en zonas endémicas.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.