Guía para presentarle una nueva mascota a tu gato sin muchos traumas

123 RF 123 RF

Si te encuentras confundido sobre lo que debes hacer si tu gato se torna agresivo y dominante a la hora de presentarle otra mascota, esto es lo que debes tener en cuenta.

Nuestras mascotas se vuelven parte vital de nuestras vidas desde el primer instante en que pisan nuestros hogares, por lo que literalmente  caemos en muchos errores por culpa del amor desmedido y malas prácticas que, aunque para nosotros son inofensivas, para ellos es una forma de desviar su comportamiento a niveles que podríamos lamentar en un futuro.

A pesar de haber sido domesticados hace mucho tiempo, nuestros felinos siguen portando genéticamente necesidades y comportamientos salvajes que les permite diferenciarse en su especie. De ahí se desprenden cuestiones de naturaleza que no llegan a ser del todo claras para nosotros, pero que debemos tener muy en cuenta para entregarles una mejor calidad de vida.

Fotografía: 123 RF

Los perros, a diferencia de los gatos, suelen ser seres más sociales, que es lo que esperamos de una animal al que paseamos y del que buscamos una interacción con otros animales y humanos. Esto a la vez los hace más  dependientes de nosotros y de un lugar dentro de la manada.

Por otro lado, los gatos son famosos por vivir la mitad del tiempo con una falta de interés hacia sus dueños, ocupados en sus asuntos de higiene y acicalamiento y la otra mitad de exigiendo comida y mimos a los que cedemos fácilmente. Pero ¿Qué pasa cuando introduces un nuevo animal que llega a recibir parte de todos esos cuidados que le dabas solo a tu gato?

También te puede interesar: Las 10 razas de gatos más raras que seguramente no conocías

Para responder a esta pregunta consultamos a Ana Cecilia Gallo, etóloga y especialista en gatos que resolvió algunas de las preguntas que se le pueden ocurrir al dueño de un gato que acaba de adquirir una nueva mascota.

¿Por qué es tan difícil que un gato reciba a una mascota nueva en la casa?

Como todo felino, explicó Ana,  el gato es territorial y establece un área para el desarrollo de su ciclo vital. Por tal motivo ellos se toman el tiempo para marcar con sus feromonas, que son imperceptibles al olfato humano, cada uno de los elementos de su entorno. Y sí, esto te incluye a ti.

Su territorio tiende naturalmente a estar delimitado y controlado, teniendo en cuenta sus recursos de alimentación, de escape, de juego, de sueño y descanso.

“Tienen todo ‘fríamente calculado’, por eso cuando hay cambios bruscos y repentinos en su ambiente o su territorio el gato se estresa y se siente vulnerable. Entonces hace lo que sea para defender su territorio”, comentó la especialista.

También añadió que existen tres tipos de marcajes que puede usar: facial, podal y por medio de la orina. Cuando este acto se convierte en un problema, como por ejemplo, el muy común marcaje con micción (orina), te debes poner en la tarea de entender qué es lo que tiene molesta a tu felino.

Esto se puede intensificar sobre todo si estamos hablando de gatos machos sin castración. Es importante analizar las causas y ayudarle a mejorar su ambiente para no reforzar esta conducta.

¿Es adecuado introducir otro animal en el territorio de un gato?

Esto será posible, como argumentó Gallo, si la interacción se da de la manera correcta y se realiza un buen proceso de introducción. Debes tener en cuenta que no vale la pena someter a nuestro gato a relacionarse con otros animales que no vivirán de manera permanente con él. Por eso las visitas esporádicas de otros individuos al territorio de nuestro gato solo le están causando estrés y esto a su vez propicia que se bajen sus defensas y que algunas enfermedades tengan mayor facilidad para ingresar a su sistema.

¿Entonces cómo debería ser el proceso para introducir un nuevo animal de manera permanente?

“Existe un protocolo de introducción que puede durar cuatro semanas aproximadamente, donde les permitimos inicialmente que identifiquen, reconozcan e intercambien sus feromonas, en el territorio que ambos van a compartir. Luego debes permitirles únicamente contacto visual y finalmente el contacto físico”, dijo Ana Cecilia.

Te puedes ayudar de productos que nos facilitan este proceso como feromonas neutrales (feliway) flores de bach, y snacks para premiar la calma con la que manejan la interacción.

Esto puede explicar muchas cosas: ¿Amas a los gatos? seguramente “padeces” de Ailurofilia

En el caso de introducir otra especie, como un perro, no hay protocolo de introducción, pero sí podemos realizar un proceso lento y seguro para la presentación del nuevo animal. Debemos previamente haber evaluado la personalidad y el tamaño del nuevo integrante, para asegurar que no represente ningún riesgo para ambos esta socialización.

¿Qué no debes hacer?

Evita exponer al gato de forma inmediata y frontal al nuevo animal. Debes tener en tu casa un ambiente que les permita espacios independientes y controlados al inicio, con elementos que ayuden a darle tranquilidad y seguridad al gato, como gimnasios con estructuras tridimensionales y altas.

También procura que el nuevo animal o el ya presente goce de una buena salud, así como analizar detenidamente los comportamientos, personalidades, edades y características individuales del nuevo gato o perro para que sea posible minimizar el fracaso de la introducción.

Recuerda que este proceso lo debes llevar a cabo con la mayor tranquilidad posible, ya que los animales son altamentes receptivos y se contagiaran de tu estrés si te alteras. Tú eres pieza clave a la hora de fortalecer los lazos de la nueva familia y debes asumir la responsabilidad de jefe de la manada para lograr la armonía que buscaste desde un inicio.

Gifs: Giphy

Esto es algo que ya sospechábamos: Los gatos sí nos dominan, así lo reveló un estudio

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.