Cassidy, el gatito que vuelve a caminar gracias a la impresión en 3D

Usando un software de modelado 3D y una impresora del instituto, dos jóvenes en Canadá le dieron una nueva oportunidad a este gatito que fue rescatado moribundo de un bosque.

Este es, sin duda, un ejemplo más de superación que nos dan los animales, pero también una muestra de solidaridad que pueden tener los amantes de los animales con aquellos que tanto lo necesitan como en este caso en el que dos estudiantes diseñaron e imprimieron una silla de ruedas a un gatito que había perdido sus patas traseras.  

Este gatito fue encontrado moribundo en un bosque de Langley, en la Columbia Británica, en Canadá. Cassidy, que tenía nueve semanas de nacido, había perdido sus dos extremidades traseras y estaba afectado por una infección. De acuerdo con los veterinarios que lo recibieron, su madre pudo haberle cortado las patitas accidentalmente al momento de su nacimiento al tratar de morder el cordón umbilical.

Te recomendamos leer: Científicos crearon el primer perfume con olor a gato ¿A qué huele?

La fundación que se hizo a cargo de Cassidy fue Tinny kittens que tiene un albergue para gatos sin hogar en esta ciudad y que también apoya con esterilizaciones para reducir la sobrepoblación gatuna. Allí recibieron al peque muy mal herido y con menos de 500 gramos de peso.

“Hice un llamado en Facebook para ver si alguien podría ayudarnos a crear un cabestrillo o a lo mejor una silla de ruedas”, explicó la fundadora de Tiny Kittens, Shelley Roche, a Global News.

Mira también: ¿Hasta cuándo crecerá mi gato y cómo educarlo de acuerdo a cada etapa?

De esta manera, Isaiah Walker y Josh Messmer, dos estudiantes de colegio, conmovidos por la ternura y las ganas de salir adelante del animal atendieron al llamado de ayuda. Diseñaron y crearon una especie de silla de ruedas impresa en 3D con una armazón adaptable.

Los jóvenes usaron un software de modelado 3D y una impresora del instituto para crear el dispositivo móvil especial para el gatito y tras unos pequeños ajustes se pudo ajustar al tamaño del gato para que lo pudiera manejar con más comodidad.

No dejes de ver: Adorables camas de muñecas fueron donadas para los gatos de un refugio

Lo mejor de esta historia es que esta silla de ruedas le ayudó a recuperar la confianza en sí mismo  a tal punto que con el paso del tiempo ya no necesitaba de esta herramienta para su movilidad. Ahora, el refugio Tiny Kittens ha publicado un vídeo en el que se le ve corriendo por su cuenta. Una adorable caminata para Cassidy. 

Créditos: Fundación Tiny Kittens

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.