Aprende a identificar y a tratar la gingivitis en gatos

La gingivitis sin tratar puede provocar la muerte del gato por hambre o deshidratación. La gingivitis sin tratar puede provocar la muerte del gato por hambre o deshidratación. Foto: iStock

La gingivitis es un problema muy común en los gatos, sobre todo en aquellos que son adultos o que tienen una edad avanzada. Aprende con nuestras recomendaciones a identificarla, prevenirla y tratarla, si es el caso.

La gingivitis es un problema muy común en los gatos, sobre todo en aquellos que son adultos o que tienen una edad avanzada. Se trata de una enfermedad que afecta a las encías, dientes y en general a toda las partes de la boca del animal.
 
Cualquiera sea su origen, puede provocar la muerte del gato por hambre o deshidratación, debido al enorme dolor que siente que le imposibilita para comer o calmar su sed. Una de las recomendaciones iniciales es que para que tu gato se vaya acostumbrando, puedes darle a probar la pasta dental para gatos (sin cepillo) por unos días. Así ya le resultará familiar más adelante, para combatir de forma eficaz la gingivitis.
Además del catnip, más de un tipo de planta es útil para calmar a un gato. Aquí, los pro y los contra de este tipo de suministros naturales.

¿Cuáles son sus causas? 

Esta enfermedad puede estar asociada a diversos factores como llevar únicamente una dieta blanda, tener una pésima higiene dental profiláctica, por las toxinas que habitan en la placa dental, el sarro, la irritación y por las raíces de los dientes que han quedado alojadas dentro de la encía. Eso sí, ten en cuenta que las enfermedades respiratorias virales también pueden producir úlceras en la mucosa bucal.

¿Cuáles son los síntomas? 

Al ser la gingivitis una patología de curso lento, en ocasiones no se manifiesta abiertamente y no la detectamos hasta que percibimos halitosis o inapetencia en el gato. Los síntomas de esta dolencia son muy variados, puede sufrir desde babeo excesivo, dificultad para masticar normalmente, dolor en la boca, pérdida del apetito hasta la disminución del peso. También dientes amarillentos, gastados o rotos y encías inflamadas; son una manifestación de la enfermedad. Es más, también pueden tener secreción nasal y constante tocamiento de la boca con la pata.
Los gaticos suelen nacer con parásitos y se infectan fácilmente durante las primeras semanas de vida. Aprende cómo combatirlos.

¿Cómo puede tratarse? 

El tratamiento se prescribe en función de la causa que lo provoca. Si la gingivitis es leve, suele tratarse con antibióticos; limpieza de la boca; pulidos dentarios; cepillados y enjuagues orales. Para luchar contra la formación de la placa bacteriana y el sarro, es recomendable el uso de geles, pasta dentífrica, enjuagues bucales a base de clorhexidina y sprays, todo específico para gatos. Los medicamentos deben ser recetados por tu veterinario odontólogo, nunca le des a tu mascota ningún fármaco, sin su prescripción.  En los casos más graves se suelen extraer los dientes deteriorados.

¿Cómo puedes cuidar a tu gato en casa? 

? Cepilla los dientes de tu gatito, unas tres veces a la semana, es una de las medidas fundamentales para prevenir la gingivitis felina. Empieza a familiarizar a tu gato, desde cachorro, con este hábito higiénico.
 
? Presta atención a la dieta de tu minino, ya que influye también en su salud bucal. En este sentido, se aconseja darle, de vez en cuando, un trozo de comida que sea dura, como manzana o golosinas para gatos para mantener una correcta higiene bucal.
 
? Lleva a tu gato al veterinario por lo menos una vez al año. En este tipo de visitas se suele hacer una minuciosa inspección a su dentadura, y también puede ser un buen momento para consultar dudas o inquietudes respecto al cepillado, a la comida, etcétera.
Si te has preguntado por qué tu gato parece estar haciendo fotosíntesis en el jardín o junto a la ventana, en 4 Patas te explicamos el por qué y cómo ayudarle a pasar un mejor rato.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.