Salud dental felina

El mal aliento puede ser un indicador de problemas dentales y de la cavidad oral. El mal aliento puede ser un indicador de problemas dentales y de la cavidad oral. Foto: iStock

De los dientes sanos de nuestros mininos dependen su nutrición y calidad de vida. Hoy en día los gatos domésticos no necesitan tener todos los dientes para sobrevivir, pero su higiene oral es uno de los aspectos de cuidado más importante.

Los gatos nacen sin dientes, pero llegado el momento del destete, estos se convierten en su arma esencial para la supervivencia. A lo largo de su vida, llegan a poseer 30 piezas dentales en la mandíbula superior: seis incisivos, dos caninos (uno a cada lado), seis premolares y dos molares. En la mandíbula inferior las cifras más o menos se mantienen, salvo porque tienen cuatro premolares inferiores.

Síntomas de enfermedad

Es importante que como amo, sepas hacer exploraciones orales a tu gatito, mínimo cada seis meses y estar atentos a señales de alarma tales como:

-Halitosis (mal aliento): este nos puede indicar problemas dentales y de la cavidad oral, aunque también puede ser síntoma de patologías gastrointestinales, respiratorias o renales. Cuando la halitosis es causada por una patología dental, puede ser producto del sarro o infección de las encías (enfermedad periodontal).

-Inapetencia: se da en consecuencia al dolor causado por enfermedades generales, patologías orales y/o dentales como infecciones, cuerpos extraños o fracturas dentales.

¿Cuáles son los principales problemas dentales?

Sarro y enfermedad periodontal

Existen bacterias que en presencia de restos de comida y minerales propios de la saliva ‘construyen’ la placa bacteriana que, posteriormente, dará lugar al sarro. Este provoca la inflamación de la encía (gingivitis) y una importante alteración de la estabilidad (encía y ligamento periodontal). Si el problema persiste, dará como resultado la pérdida de una, varias o todas las piezas dentales.

Fracturas dentales

La fractura dental es una urgencia dental verdadera. Causa gran dolor y es generalmente ocasionada por fuertes traumatismos. Se caracteriza porque la pulpa y las terminaciones nerviosas entran en contacto con el exterior, lo cual puede dar lugar a infecciones y a constantes dolores.

Cuidados y prevención

Limpieza y revisiones dentales periódicas. Lo ideal es acostumbrar a nuestros gatos a la limpieza de sus dientes desde que son bebés o, en su defecto, desde que llegan a nuestro cuidado. En gatos adultos la tarea se vuelve un tanto complicada pero se puede lograr con un poco de paciencia.

Lo más recomendado es lo natural. Por ejemplo, una o dos veces por semana envolver en nuestro dedo gasas húmedas y limpiar la dentadura del gato de forma tal que se retire el exceso de residuos de comida sin alterar el ambiente natural y bacteriano que debe tener la cavidad oral, lo que se traduce en una correcta higiene bucal.

Ten en cuenta:

Sea cual sea la comida proporcionada a nuestros felinos, lo más importante es su higiene bucal. Existen muchas opciones como concentrados, comida húmeda o comida natural con fuentes de proteína y fibra que se recomienda por varias razones. Por un lado, se ajustan a la fisiología de la especie y a sus necesidades reales; por el otro, cuando le proporcionamos a nuestro gato lo que realmente necesita, su cavidad oral no se va ver afectada por la presencia de químicos o preservativos que disminuyan la placa bacteriana necesaria. La textura de la comida natural no lastima las encías, no se aloja entre dientes y, además, disminuye el sarro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.