¡Gatos en caída libre! ¿Cómo curar una herida menor?

123 RF 123 RF

La curiosidad lleva a tu felino a realizar nuevos descubrimientos, pero también es la principal culpable de caídas, fracturas. Te contamos cuáles son las lesiones más comunes y qué hacer al respecto.

Si decidimos tener uno o varios gatitos en casa, debemos tener muy claro que los felinos son cazadores temerarios y que su instinto los lleva a pasear por los bordes de las terrazas, colgar de las ventanas abiertas, perseguir palomas o dejarse llevar por un pequeño mosquito. Estos comportamientos los hacen vulnerables a caer desde una gran una altura o, incluso, a saltar al vacío. 

A pesar de que son muy agiles, tienen momentos de distracción y el cálculo les falla, es decir, fácilmente pueden caer al suelo y terminar con un hueso roto. Afortunadamente, la situación casi nunca pasa a mayores, pues el índice de supervivencia de los gatos es alto y poseen la virtud de adoptar instintivamente la mejor postura para amortiguar una caída.

Te recomendamos ver: Remedios caseros para repeler las pulgas

Las investigaciones concluyen que los gatos, cuando se caen, notan instintivamente la aceleración y adoptan una postura específica con las patas estiradas, lo que les permite llegar al suelo y mitigar el impacto. Además, justo antes de caer se explayan tanto como pueden para aumentar al máximo su superficie y formar una especie de paracaídas, lo que hace que disminuya la velocidad.

Además, sus consecuencias son relativas. Hay gatos que mueren a causa de una caída desde un primer piso, y muchos otros que sobreviven a accidentes desde alturas considerables, de seis o hasta diez pisos.

Entre las lesiones más frecuentes en nuestros mininos podemos encontrar: fractura de mandíbula, fractura de huesos de extremidades anteriores o, la más común, ruptura de fémur.  A nivel interno, se pueden evidenciar roturas de vejiga, traumatismos en el bazo o lesiones de pulmón, entre otras no menos graves.

Te puede interesar: ¿Por qué los gatos disfrutan tirar todo al suelo?

Foto: 123 RF

En caso de que nuestro gato sufra una caída, y aún si no presenta heridas aparentes, es de vital importancia que sea revisado por un médico veterinario a la mayor brevedad posible. Muchas lesiones no se ven a simple vista, mucho menos si se trata de un golpe en un órgano interno.

Cuando las heridas o fracturas son evidentes, la recomendación seguirá siendo la misma: llevar al gato tan rápido como se pueda al consultorio veterinario, pues nunca se sabe qué tan grave y dolorosa podría llegar a ser.

La recomendación más efectiva siempre será prevenir. Debemos procurarles un territorio libre de riesgos, protegiendo las ventanas, los balcones y la entrada a las terrazas con mallas. Hoy en día existen varios diseños que se ajustan a cada espacio, además de ser muy estéticas.

Al interior de un hogar felino debemos tener todo lo que ellos requieren para que pierdan interés por el mundo exterior. De esta forma les evitaremos lesiones que pueden ser bastante dolorosas o causar la muerte.

Mira también: Sabes que tu gato te ama si hace esto

¿Cómo curar una herida menor?

Ante un accidente, la primera medida es verificar el estado de ánimo de tu gato. Si siente mucho dolor, puede volverse agresivo.

Para realizarle los primeros auxilios, debes inmovilizarlo. Envuélvelo con una toalla para evitar que te arañe, más aún si presenta alguna fractura. Luego, llévalo de inmediato al veterinario.

Si notas alguna hemorragia, lávate muy bien tus manos antes de revisarlo, así evitarás que se contamine. Para parar el sangrado, presiona la herida con gasas y asegúrale un vendaje mientras llegas a la clínica veterinaria.

Preguntas a un especialista

He querido saber si es bueno o malo para los gatos domésticos dejarlos explorar el exterior de vez en cuando. ¿Qué precauciones debo tener?

Sandra Liliana Monroy

Los gatos domésticos no deben salir al exterior, existen demasiados riesgos afuera y pueden contraer enfermedades mortales. Si se encuentran con gatos callejeros, probablemente  empezará una riña y, además, pueden adquirir pulgas o garrapatas. Lo mejor para nuestros gatos será siempre el enriquecimiento ambiental dentro de casa y generarles ambientes sanos de alimentación, juego y descanso.

Leí por ahí que no le puedo dar leche a mi gato. ¿Por qué es tan malo?

Los gatos solo deben tomar la leche de su madre hasta el momento del destete. Debemos recordar que los felinos son carnívoros estrictos y que por esta razón no les hace bien tomar leche de vaca. Son especies diferentes, con fisiología y requerimientos distintos.

Mi gato está muy desjuiciado últimamente y vela para que le den comida.  ¿Cómo le enseño a que no se suba a la mesa del comedor?

Seguramente lo que le das de comer no está llenando su expectativa nutricional. Lo mejor es que revises su dieta y veas si puedes darle comidas naturales que cubran sus necesidades. Puedes apoyarte en el enriquecimiento ambiental, que consiste en darle bocaditos de carne o pollo (no usar galletitas, ya que tiene demasiados preservativos y sales saborizantes que pueden dañar su riñón). Para hacerlo más divertido, los puedes esconder y dejar que él los busque. Así, lograrás ocuparlo y no estará pendiente de tu cena.

No dejes de ver: Los datos más asombrosos de los gatos que harán que los ames más

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.