Comprueba qué tanto sabes de felinos con este diccionario de la lengua gatuna

iStock iStock

¿Cuántas veces te has detenido a observar lo asombroso que es este órgano en los felinos? Seguramente muy pocas. En 4Patas decidimos crear esta miniguía que te permitirá descubrir todas sus peculiaridades.

*Bajo la guía profesional de Paola Cardona, médica veterinaria UDCA con un diplomado en Medicina Interna Felina. Miembro ASOMEVAC.

Solo hasta que reciben un tierno lamido de un gato, muchas personas se preguntan por qué su lengua es tan singular. Tiene fama de áspera, rara, fastidiosa e incluso asemejan su textura a la de una lija. Lo que muchos no saben es que este órgano es la herramienta más útil de los felinos, ya que les permite acicalarse, darse un buen baño y beber la mayor cantidad de agua en el menor tiempo posible, poniendo a prueba las leyes de la física. En definitiva, si hay algo que le aporte misticismo y magia a los mininos es su lengua. Conoce más sobre ella.

Aprende sobre otras curiosidades: ¿Cómo ven realmente los perros y los gatos?

A

Ácido: varios receptores de ácido se encuentran repartidos en su lengua, por lo que detectan fácilmente este sabor. Realmente es el que más les encanta.

Agua: la forma como beben el agua y cualquier otro líquido es maravillosa. Cada vez que la lengua entra en contacto con el fluido, se arquea con la punta hacia atrás y, al voltearla para adelante, impulsa un chorro hacia arriba que rápidamente succiona con su hocico. Una y otra vez repite este proceso que, además de desafiar la gravedad, le ayuda a beber grandes cantidades en poco tiempo.

Amargo: el gato detecta este sabor en menor medida que lo hace el perro, lo cual le ayuda a evitar el consumo de sustancias tóxicas.

C

Cepillo: las papilas también funcionan como un cepillo pequeño que no solo desenreda el pelo, sino que también barre o elimina todas las partículas que se encuentra a su paso en el pelaje.

Fotografía: iStock

D

Dulce: aunque tienen el sentido del gusto muy desarrollado —más que los perros—, los gatos no son capaces de detectar el dulce. Según un informe científico publicado por la revista Public Library of Science Genetics, para poder distinguir este sabor son necesarias dos proteínas y los mininos solo producen una de ellas. Muchas veces parecen atraídos por el sabor de helados y yogures, pero esto se atribuye a la sensación agradable que les genera el contenido graso de los alimentos.

F

Frescura: al deslizar la lengua por su pelaje mantienen fresca su piel con cada gota de saliva.

L

Lesiones: en los mininos no son comunes las heridas accidentales en la lengua. Ellos suelen cuidarla con delicadeza; sin embargo, virus felinos como el Calicivirus y el Complejo Granuloma Eosinofílico provocan algunas úlceras y masas que se pueden tratar con medicamentos.

Limpieza: por naturaleza, a los gatos les gusta sentirse aseados y su lengua está especialmente diseñada para cepillar y limpiar eficientemente cada parte de su cuerpo. No obstante, cuando lo hacen en exceso pueden estar indicando que tienen problemas de estrés que necesitan ser atendidos.

Fotografía: iStock

P

Papilas gustativas: son totalmente diferentes a las de los seres humanos y a las de muchas especies animales. Tienen forma de ‘pequeños ganchitos’ que apuntan hacia atrás con el fin de facilitarles muchas tareas, como por ejemplo rasgar la carne y rebanar los huesos. Su material principal es la queratina —la misma sustancia que compone tus uñas—, lo cual explica su dureza y textura áspera. A diferencia de los perros, se encuentran ubicadas en la punta, la base y los lados de la lengua, por lo que no necesitan tragarse el alimento para distinguir su sabor.

S

Salado: lo captan igual que el sabor ácido.

T

Temperatura: los alimentos que abren su apetito son los semihúmedos que se encuentran entre los 30 y 40 oC. De ahí que adoren comer presas recién cazadas y patés. Usualmente evitan las croquetas muy secas.

Esta información te puede servir: ¿Qué le puedo dar a mi gato si se me acaba la comida?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.