Defensas arriba

Hell vet

El sistema inmune de tu mascota le sirve para defenderse de los microorganismos causantes de enfermedades virales, bacterianas y parasitarias. Algunas son tan graves que pueden comprometer su vida. Aprende cómo cuidarlo.

Además de una adecuada nutrición y un buen plan vacunal, existen métodos naturales para mantener alerta al gran protector de tu mascota: el sistema inmune.

Un sistema inmunológico saludable y activo es aquel que se mantiene en equilibrio, es decir, no es lento para responder frente a los microorganismos agresores que intentan invadir el cuerpo, ni es activo en exceso para no generar inflamación ni enfermedades autoinmunes. Es capaz de organizar una respuesta de defensa contra un desafío externo sin destruir estructuras del cuerpo.

Está compuesto por una compleja red de órganos y células que tienen la capacidad de responder frente a diferentes sustancias externas. Algunos estudios recientes demuestran que las emociones de un animal pueden tener un gran impacto en su inmunidad, tanto positivo como negativo. También, existen influencias ambientales como ruidos, olores, luces y contaminantes que pueden afectar dramáticamente el funcionamiento del sistema.

Hoy, diferentes formas de pensamiento en la medicina permiten entender que el sistema inmune es un gran regulador de diferentes funciones en el organismo y que no solo está involucrado en la respuesta inmune, como su nombre hace alusión. La medicina holística e integrativa entiende esto, por lo que busca en métodos no convencionales y más bien naturales mantener el estado de equilibrio del sistema.

La función del sistema inmune puede verse afectada por muchas razones. Algunas enfermedades, especialmente aquellas generadas por virus, pueden atacar directamente algunos de sus componentes celulares. El estrés crónico y la obesidad también son grandes disruptores de la respuesta inmune, y no es un secreto que debido al estilo de vida actual de los propietarios muchas mascotas pasan gran cantidad de tiempo en espacios interiores y realizan poca actividad física, lo que favorece estos dos catalizadores.

Por otro lado, los antibióticos, frecuentemente utilizados por veterinarios, pueden convertirse en nocivos para algunos de los mecanismos protectores del organismo y deben usarse con mesura y responsabilidad. Los esteroides, a menudo usados para suprimir una respuesta hiperactiva del sistema inmune, pueden volver vulnerable a tu mascota a infecciones, incluso, teniendo esquemas de vacunación completos.

¿Cómo estimular el sistema inmune de mi mascota?

  • El ejercicio es esencial para la fisiología de diferentes órganos y sistemas, incluyendo al sistema inmune. Este favorece la eliminación de toxinas a través de la estimulación de la circulación sanguínea y linfática.
  • El ejercicio favorece la salud mental y ayuda a mantener el peso de las mascotas, manteniendo lejos de ellas dos de los más importantes disruptores de la respuesta inmune.
  • Una adecuada alimentación o una suplementación balanceada con los niveles correctos de vitaminas y minerales fortalece las defensas de los animales.
  • Debes mantener al día el plan vacunal de tu mascota, para minimizar los riesgos de infecciones por exposición a los microorganismos externos.

Medicina natural para prevenir

Existe la tendencia de usar medicamentos naturales no solo como una alternativa frente a los tratamientos tradicionales, sino como un método para la prevención de enfermedades a través de los diferentes efectos que estos tienen sobre el sistema inmune. Tal es el caso del Vincetoxicum sp. y la Echinacea sp.: plantas utilizadas histórica y ampliamente para la estimulación del sistema inmune en distintas especies de animales. Diferentes estudios demuestran la capacidad antiviral y antibacteriana de estas plantas, pues estimulan las células del sistema inmune para combatir eficazmente diversos tipos de microorganismos. Hoy, en el mercado, existen diferentes medicamentos compuestos por estas hierbas para uso exclusivo de las mascotas.

¿Cómo usarlos? Realiza entre dos y tres ciclos anuales con estos medicamentos, según las indicaciones de tu médico veterinario.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.