Si tu peludo le tiene miedo al agua, ¡no te preocupes! Estas son las soluciones

ISTOCK ISTOCK

Consejos para que logres que tu perro disfrute del baño y se convierta en un hábito sin muchos traumas.

Como amos responsables, debemos mantener la higiene de nuestras mascotas; sin embargo, bañarlos puede ser, para algunos, el momento más horrible y tortuoso de sus vidas. (Si después de esto aún resulta difícil el proceso, consulta con un veterinario etólogo):

 

Foto: iStock

  1. Actividad previa: procura que tu perro realice actividad física y cognitiva previa al baño, ya sea cachorro o adulto. Al estar cansado, evitarás que forcejee demasiado durante el proceso. 
  1. El primer baño: la primera vez que lo expongas al agua debe ser en casa. Para tu mascota, tolerar el agua, la manipulación, el cepillado y al gran monstruo llamado ‘secador’, es mucho más fácil en un ambiente familiar. Eso sí, siempre con la mayor paciencia y cariño posible. 

Foto: iStock

Te recomendamos leer: Los errores que cometes al bañar a tu perro 

  1. Temperatura del agua: evita el agua demasiado fría o muy caliente. Ajústala según la temperatura ambiental y el largo del pelo; no es lo mismo bañar a un pinscher que a un terranova. 
  1. Cantidad de agua: procura que tu perro no tenga la sensación de estar ahogándose. Si el contacto con el agua le genera demasiada ansiedad, inicia poniendo sus patas sobre un poco de agua y paulatinamente aumenta el chorro, ya sea en una bañera o directamente en la ducha. 

Foto: iStock

Te puede interesar: Estos son los peores miedos de los perros 

  1. Duración: lo más importante es no tener afán, ya que esto puede generar manipulaciones excesivas, con sujeciones fuertes; además, si no tienes tiempo suficiente, no podrás enseñarle los diferentes estímulos que trae el baño de forma progresiva y tranquila. Evita que permanezca húmedo por mucho tiempo: no queremos generarle una enfermedad respiratoria. 
  1. Diversión incluida: no dudes en traerle juguetes o premios comestibles o, incluso, otro perro que sí disfrute del baño o alguien más de la familia para que pueda distraerse. 
  1. Maneja su estado de ánimo: si observas manifestaciones de ansiedad o agresividad, lo más seguro es que se sintió expuesto al agua demasiado rápido. Si lo fuerzas, lo único que lograrás es que odie cada vez más el baño. Ayúdalo a calmarse, distráelo con algo divertido y reinicia el proceso teniendo toda la paciencia posible. 

Foto: iStock

Mira también: Las 6 cosas que NO son ciertas sobre el baño de los perros 

  1. Pisos antideslizantes: después del secador y el corte de uñas, resbalarse es la situación más incómoda durante el proceso de baño. Usa algún tipo de sustrato en el piso que lo haga sentirse firme. 
  1. Toallas: trata de eliminar toda el agua posible de su cuerpo promoviendo que se sacuda. Alista una buena cantidad de toallas según su tamaño y el largo de pelo. 
  1. Secador: este aparato suele ser el gran monstruo para los perros por la cantidad de ruido que emite, pero se usa en todas los spa Desde casa, acostúmbralo a este tipo de ruidos. Inicia con la potencia más baja y con aire no tan caliente, para que lo vaya aceptando de forma paulatina. 

Foto: iStock

Además lee, Malos olores: cómo evitar los de tu perro 

PREGUNTAS DE NUESTROS LECTORES

Mi perrita no se la lleva bien con otros canes y es difícil conseguir quién la cuide cuando salgo de casa, pues la mayoría de voluntarios tienen otras mascotas. ¿Qué puedo hacer para que se quede tranquila en la casa de un extraño que tiene otros animales? 

Es usual que nuestros perros estén tan involucrados en nuestras rutinas, que su socialización con otros canes es escasa. Comienza a generarle rutinas en las que pueda ver otros perros cada vez más cerca, hasta que logre interactuar. Además, comienza a visitar el lugar donde se va a quedar, para que vaya conociendo a las otras mascotas y a las personas que la van a cuidar.

Cuando llego a la casa, luego de un día de trabajo, mi perro me saluda ansioso. Tiembla y llora un poco. ¿Qué significa eso? ¿Cómo puedo hacer para que me reciba más tranquilo?

Seguramente está muy feliz de verte y poco le gusta quedarse solo. Sin embargo, muchas veces son conductas que se repiten porque desde cachorros los saludamos en esos estados de ansiedad. Si quieres enseñarle a no estar tan ansioso, genera un protocolo de saludo para todas las personas de la casa: al llegar, no lo saluden si está ansioso, solo cuando esté tranquilo. Si le cuesta calmarse, ordénale que se siente y se quede quieto para poderlo saludar. Al hacerlo, evita generar voces y caricias que lo exciten más. 

No dejes de ver: 5 tips para un pelaje sano y hermoso 

Mi perro se acostumbró a velar mientras como, aunque no le he vuelto a dar de mi comida. ¿Qué otra cosa puedo hacer para curarle este vicio?

Primero, asegúrate de que nadie más en tu familia le está dando. Ignora completamente su conducta mientras disfrutas de tu comida (ni lo mires) por el resto de su vida. Además, es de mucha ayuda enseñarle a ir a un lugar y permanecer ahí mientras comes. Para esto, practica dejándolo quieto en un lugar. Enséñale que le darás un premio apetitoso si espera en su cama mientras la familia come. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.