Guía para poner las patas en Europa II

Igual que los humanos, si quieres viajar también necesitas un pasaporte. En nuestro caso este documento se llama carnet de vacunación.

Desde ya te advierto que las autoridades pedirán olfatearlo varias veces. Por eso debes tener tus vacunas actualizadas y no debes pasarte un solo día a la hora de ponerte el refuerzo anual.

Además del test FAVN del que te ladraba en mi columna anterior, del microchip de once dígitos implantado entre las escápulas y de la cartilla de vacunación, para convertirte en un Marco Polo perruno necesitas un certificado de salud “patografiado” por tu veterinario.

En Colombia su vigencia se limita a 72 horas (para que lo entiendas bien: entre la visita al veterinario y la fecha del vuelo no pueden pasar más de tres días) y en él debe figurar tu nombre, raza, sexo, edad y color. También debe constar que estás sano como una lechuga.

Te recomendamos ver: El mejor vídeo de bodas protagonizado por un perro

Recientemente, también te piden el denominado Anexo IV. Desde mi humilde punto de vista se trata de un trámite innecesario, dado que se limita a reproducir el contenido del certificado de salud. Hasta ahora, no nos lo pidieron en ningún viaje, pero me siento en la obligación moral de ladrarte sobre él. Lo bueno es que lo puedes llenar tú, si bien necesita firma y sello del veterinario (en el ICA te lo envían al correo electrónico si lo solicitas). 

Cuando tengas todos tus papeles, y dentro de los tres días antes del vuelo, tienes que dirigirte corriendo con la lengua fuera a la oficina del ICA en el aeropuerto para que te expidan el Certificado de Inspección Sanitaria (tienes que ir “perronalmente”, no basta con enviar a tus papás). Previamente has de pagar las tasas en Bancolombia (si llamas al ICA te dan el número de cuenta). Lleva original y copia de toda la documentación. A mi mamá siempre se le olvida y se vuelve loca buscando una fotocopiadora por las inmediaciones.

Mira también: Hulk, el Pitbull más grande del mundo

Una vez que conseguiste salir, debes tener en cuenta que Colombia exige para nuestro ingreso, seamos nacionales o extranjeros, carnet de vacunas y certificado veterinario con diez días de vigencia.

Además, tienes que informarte de los requisitos de salida en el país donde te encuentres. Por ejemplo, en España, que es el país de mi mamá, tengo que llevar toda la documentación, incluyendo los datos del vuelo, a la delegación de Agricultura para que expidan un flamante certificado de exportación y poder poner las patas de nuevo en mi querido país.

Te puede interesar: El ‘Dispensador perruno‘ que llena pancitas olvidadas

Y ahora que ya sabes todo lo que siempre quisiste saber para seguir mis pasos, los de Shakira o los de James,  ¿qué esperas para poner tus patas en Europa?

PD: Ten en cuenta que estas recomendaciones sirven para pasear por el Viejo Continente, excluyendo Inglaterra. Para otros destinos tienes que informarte de los requerimientos específicos si no quieres quedarte con tu guacal en el terminal.

No dejes de ver: La hermosa amistad entre Hoshi, un perro ciego y su lazarillo Zen

Por: Linda Guacharaca

http://lindaguacharaca.org/

Facebook/Instagram/Twitter/Youtube/LinkedIn: Linda Guacharaca

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.