Perros entrenados en desminado podrían salvarse gracias a esta herramienta

123 RF 123 RF

Con frecuencia la efectividad de los perros de trabajo adiestrados para detectar minas antipersona los lleva a activar el artefacto cuando se aproximan a este, lo que les ocasiona la muerte.

Colombia está atravesando por una coyuntura histórica con la implementación de los acuerdos de paz que se lograron con las Farc y una de las medidas concretas que se debe llevar acabo en todo el territorio es el desminado humanitario, de los cuales, según cifras de la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal hay 199 municipios contaminados y somos el segundo país del mundo más afectado por estos artefactos.

Para esta importante y riesgosa labor, además de detectores de metales, también se usan perros entrenados para la detección de estos explosivos, ya que muchos de ellos están camuflados en recipientes de plástico y muy bien escondidos. Sin embargo, lamentablemente los riesgos para la vida y salud de estos caninos son muy grandes.

Se estima que un perro tiene una capacidad olfativa entre 200 y 1.000 veces superior a la de los humanos y que termina su etapa de entrenamiento después de un año y medio o dos años de crianza y trabajo. Desde pequeños son entrenados para identificar olores y los premian con comida, caricias o juego cuando rastrean los objetos de manera efectiva.

Te recomendamos leer: Los 10 perros que cambiaron el rumbo de la historia

Ante esta problemática, un grupo de investigadores se propuso desarrollar un sistema que registre el electroencefalograma del canino y detecte los potenciales evocados (cambios en las señales eléctricas) generados en el cerebro ante la detección de la mina.

Uno de los inconvenientes para este propósito es que no existen trabajos que registren los potenciales evocados de manera no invasiva en perros, por lo cual los investigadores diseñaron un equipo de circuitos que se acopla al fisiógrafo (aparato que mide las constantes fisiológicas).

Así lo explica Manuel J. Rojas, docente de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional (U,N), ampliando que los caninos tienen un olfato muy sensible para detectar cualquier tipo de olor, y cuando se entrenan para localizar minas antipersona tienen una efectividad de casi el 100 %.

Mira también: Albatros, el perro que detecta venenos en parques. ¡Un héroe canino!

La herramienta consta de una cinta con un piezoeléctrico que se coloca alrededor del torso del perro y envía las señales de sus movimientos respiratorios al computador. Cuando el animal está inhalando, el software produce una señal que va a una electroválvula y libera el estímulo (gas, explosivo, etc.) y llega al hocico del perro a través de una campana.

Después de hacer el análisis matemático el programa busca los potenciales evocados y los resultados muestran que cada estímulo (aire, alimento concentrado o gas anestésico) presenta un potencial evocado con una forma característica.

El riesgo al que se enfrentan con frecuencia estos caninos fue detectado por los investigadores de la U.N. durante un proyecto adelantado en conjunto con la Escuela de Guías y Adiestramiento Canino de la Policía Nacional.

No dejes de ver: Thomas, el perro criollo de la Policía de Chapinero

Alarma oportuna

Foto: Cortesía Manuel Rojas

En la siguiente etapa del proyecto la idea es diseñar un software que detecte los potenciales evocados desde la primera respuesta del animal. De esta manera, inmediatamente después de que el perro localiza el explosivo a varios metros de distancia, el software registra esta señal y envía una alarma que puede ser, por ejemplo, una luz roja encendida; en ese momento, el guía canino le dará la orden de que suspenda la búsqueda.

Esto permitiría un hallazgo exitoso de la mina sin poner en riesgo la vida del animal y del guía. EN una entrevista con 4 Patas el profesor Rojas aseguró que el proyecto se llamaría “olfatometro”, pero que por falta de recursos económicos aún no se ha podido desarrollar la segunda fase de implementación.

Según el docente Rojas, “tenemos la necesidad de desactivar estos artefactos, pero tener un perro entrenado y listo requiere de mucho dinero, tiempo y trabajo, por lo que es necesario buscar alternativas para que este no se vea afectado.

Por el momento, los investigadores de la U.N. están buscando un convenio con la Universidad Estatal de Washington para seguir avanzando en el diseño del equipo y el software.

Sin duda, esta herramienta ayudaría a prevenir muertes tempranas de perros que generalmente son de razas Pastor Alemán, Pastor belga malinois y labradores y quienes además son entrenados desde muy pequeños para detectar estos artefactos, pero como gran parte del tiempo pasan encerrados cuando encuentran alguna mina corren el riesgo de que por su ansiedad de ser premiados la activen.

Te podría interesar: Multas del nuevo Código de Policía sobre las mascotas ¿Cuánto valen?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.