Cuidados que debes tener presente cuando saques tu perro al parque

iSTOCK iSTOCK

Es importante proteger a nuestras mascotas de los peligros ambientales. Tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de llevarlo al parque, puede evitarte un mal momento.

Alergias

Cerca del 30 % de los perros sufre de alguna alergia y estas se intensifican cuando están en contacto con el césped. Generalmente, estas se desarrollan durante los primeros tres años de vida, y aunque lo normal es que con el crecimiento se vayan atenuando, muchas veces persisten, afectando el estilo de vida de las mascotas.

Cuando los perros tienen reacciones adversas al polvo o al polen, suelen rascarse de forma exagerada para frenar la picazón y presentan tos, estornudos, piel roja o inflamación de patas o cara.

Te recomendamos leer: Natación canina: ¿dónde practicarla en varias ciudades colombianas?  

Si notas alguna de estos síntomas después de un paseo por el parque, lava su cuerpo únicamente con agua, cepíllalo con cuidado para arrastrar las partículas de polen y, en dado caso, llévalo al veterinario, quien recetará vacunas o antihistamínicos.

Foto: iStock

Esmog

Se ha comprobado que los perros y gatos también se ven afectados por la contaminación industrial que produce el esmog. Algunos de los síntomas de intoxicaciones por esta causa son irritación de las vías respiratorias, inflamaciones y secreciones de las mucosas, irritación de los ojos y, en casos más extremos, bronconeumonía.

Las razas braquicéfalas (pug, bulldog y Boston terrier) son las más propensas a sufrir de estas afecciones generadas por la contaminación, y aunque es muy difícil evitar el daño que el esmog genera a largo plazo en cualquier ser viviente, sí puedes mantener tu casa bien ventilada y libre de polvo, y evitar que tu mascota haga ejercicio extremo durante los días de gran contaminación.

Te puede interesar: Tips para mejorar los paseos con tu perro

Temperatura

Foto: iStock

Durante el verano, y en muchos lugares donde la lluvia es escasa, los perros tienden a sufrir de mayores complicaciones en las vías respiratorias, ya que la ausencia de lluvia concentra más agentes contaminantes en la atmosfera; además, en estos climas son muy comunes los golpes de calor.

Por esta razón, hidrátalos constantemente y evita ponerles medias que cubran sus patas, ya que a través de sus almohadillas excretan sudor y estas serían muy incómodas para ellos.

Mira también: El primer bus turístico para perros está en Londres y es increíble

En el invierno es necesario cuidarlos de los cambios de temperatura muy extremos para evitar enfermedades respiratorias.

Humo del cigarrillo

Los perros son fumadores pasivos y el humo de segunda mano puede afectar su nariz, tracto respiratorio y pulmones. Algunos estudios afirman que las mascotas que viven con un fumador tienen un 60 % más de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón, que una que no lo hace.

Por eso, si alguien de tu familia fuma, ventila tu casa con frecuencia y no mantienes a tu mascota encerrada en el mismo espacio mientras lo hace; esto también ayudará a reducir el riesgo de que sufra alergias o sinusitis.

Además lee: 5 Tips para dominar la caminata con tu perro

Ruidos

Nuestras mascotas tienen la capacidad de percibir longitudes de onda que los humanos no escuchamos, por lo que cualquier ruido demasiado fuerte puede asustarlas o, en casos más graves, hacerles perder la audición.

No los expongas a sonidos fuertes, como máquinas o sirenas, y si estás en la calle, asegúrate de llevarlo amarrado para evitar episodios de ansiedad o huidas.

Sé creativo. No tienes que ir obligatoriamente al parque de la esquina. Los fines de semana, que tienes un poco más de tiempo, puedes llevar a tu perro al campo, esto servirá para salir de la rutina y huir de la contaminación.

¡Ojo!

Foto: 123 RF

Cada vez que saques a tu mascota, no olvides llevar contigo una bolsa para recoger sus desechos. Las heces pueden causar enfermedades tanto a las personas como a otros animales. Sé responsable.

No dejes de ver: Enfermedades sicológicas que puede sufrir un perro

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.