¡Se cayó mi primer diente!

¿Sabía que los cachorros también cambian de dientes? ¿Sabía que los cachorros también cambian de dientes? Foto: iStock

Muchas personas no saben que los cachorros también tienen dientes de leche y que, como parte de su crecimiento, en algún momento los van a perder. ¿Cómo ocurre este cambio natural en los perritos?

Una de las quejas más frecuentes entre los dueños de cachorros es que muerden todo. ¡Absolutamente todo! No hay zapato, sofá, pelota o cable que se salve de estos pequeños terremotos. Algunos, incluso, destrozan las tarjetas de crédito nuevas que, muy amablemente, el celador pasó por debajo de la puerta para que tú las encontraras al llegar a casa.

Sin embargo, muchas personas no saben que esto ocurre por dos razones principales: la primera es que los perritos buscan controlar la molestia causada por la caída de sus dientes de leche, y la segunda es que necesitan fortalecer los nuevos que están naciendo.

Pero ¿por qué muchos dueños no se dan cuenta de esta muda? La verdad es que la mayoría de los peludos se tragan sus primeros dientes sin querer y no dejan evidencia de su caída. Tal vez dejen rastros de sangre en los objetos mordisqueados, pero la mayoría de veces esto se asume solo como un exceso de masticación.

Pon de tu parte

La pérdida de los dientes de leche y el crecimiento de los nuevos no solo es un proceso incómodo, sino que también resulta doloroso. Por lo general, en esta situación los cachorros no se quejan, sino que procuran aliviar los síntomas de la dentición lo más rápido posible con lo primero que tengan en frente.

Es importante que acompañes a tu mascota durante este periodo para ayudarle a controlar el dolor y darle los objetos correctos para que pueda morder tranquilamente. En el mercado hay una gran diversidad de productos hechos con materiales no tóxicos, diseñados especialmente para estimular las encías y ayudar al fortalecimeinto de los nuevos dientes. Cómprale varios para que así no caiga en la tentación de morder algo tuyo.

También existen pomadas para las encías o calmantes para el dolor, que solo debes administrarle a tu perrito bajo órdenes médicas. Recuerda que si tú mismo lo medicas, podrías causarle reacciones adversas que ponen en peligro su salud.

Finalmente, ten en cuenta que este es un momento de mordisqueo compulsivo que no se va a quitar con regaños. Es un proceso natural en el que tú puedes ayudarlo a canalizar sus energías hacia los objetos correctos y así hacer más llevaderos estos meses.

Para tener en cuenta:

  • Comportamiento extraño

Cada cachorro vive esta época de su vida de forma diferente. Si bien la mayoría se dedica a morder todo lo que esté a su alcance para aliviar las molestias, para algunos este cambio es muy doloroso y lo demuestran a través de gemidos constantes. Incluso, pueden perder el apetito, volverse apáticos y a veces agresivos. Lleva a tu mascota al veterinario para que lo traten adecuadamente, según sea su condición.

  • ¿En qué momento?

Los cachorros nacen sin dientes y estos empiezan a aparecer cuando tienen cuatro semanas de vida. Estos dientes de leche son reemplazados por la dentadura verdadera a partir del cuarto mes de edad, proceso que puede durar varios meses.

  • Sigue el entrenamiento

La incomodidad de la muda dental puede hacer que un inofensivo mordisqueo se convierta en mordidas hacia personas u otros animales. Evita esto al continuar con su entrenamiento de socialización y déjale claro que no es aceptable morder a los demás.

  •  Ortodoncia canina

Durante la dentición observa cómo están naciendo los nuevos dientes. En caso de que estén creciendo torcidos, lo que puede resultar en problemas de alimentación a futuro, el veterinario podría aconsejarte un tratamiento de ortodoncia, que es muy parecido al de los humanos. Los aparatos dentales para perros son una realidad y existen varios modelos según lo necesite el paciente.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.