¿Cómo acostumbrar a tu perro adoptado al concentrado?

Establece una rutina de alimentación a tu perro adoptado. Establece una rutina de alimentación a tu perro adoptado. Foto: iStock

Una vez hayas tomado la decisión de abrir la puerta de tu casa a un perro callejero, su alimentación es uno de los aspectos más importantes para tener en cuenta.

En el momento en el que vas a recibir a un perro adoptado, es más que oportuno que preguntes en el refugio o centro de adopción sobre el tipo de comida con la que se ha venido alimentando. Lo adecuado es seguirle ofreciendo este mismo alimento e ir haciendo leves cambios hacia el concentrado definitivo que has elegido para tu perro. Recuerda que cualquier cambio súbito puede hacer que se enferme o se incremente el estrés producto de los nuevos cambios que se están dando en su entorno.

Si tu nueva mascota no venía siendo alimentada con concentrado comercial o si desconoces el tipo de comida que estaba ingiriendo (esto es usual cuando adoptas a un perro callejero), lo mejor que puedes hacer es probar hasta descubrir qué alimentos son los que recibe con mayor agrado. Ten en cuenta que aquellos por los que muestre mayor interés pueden ser a los que esté acostumbrado. En este punto, puedes intentar ofrecerle arroz con carne o pollo, o concentrado comercial que tenga un sabor apetitoso.

En todo caso, la transición gradual hacia el concentrado o alimento de tu elección puede tardar entre siete y 10 días. Durante este tiempo incrementar la cantidad del concentrado que elegiste y reduce la de la comida con la que venía siendo alimentado.

Establece una rutina

Alimenta a tu perro adoptado a la misma hora del día y hazle saber cuándo es la hora de comer expresando siempre la misma instrucción. Por ejemplo, le puedes decir “¡A comer!”. Este tipo de rutinas son importantes para integrar a la nueva mascota a las reglas de tu casa.

Es posible que tu perro venga con una rutina establecida, pero puedes modificársela de acuerdo a tu estilo de vida y a tu disponibilidad de tiempo. Si es adulto, lo recomendable es que le ofrezcas dos comidas al día. Si por el contrario, es un cachorro, tres comidas al día será lo más apropiado.

Recuerda que los perros adultos que provienen de centros de adopción están acostumbrados a no demorarse mucho tiempo en alimentarse, ya que, por lo general, en los refugios tienen que competir por el alimento con otros perros. Lo mismo sucede en caso de que tu peludo haya estado vagando en las calles.

Una buena práctica para implementar, tanto en cachorros como en perros adultos, es darle solo 10 minutos para terminar su comida y retirarle los sobrados que deje. De esta forma le estarás instruyendo sobre el tiempo que debe destinar para comer.

No lo sobrealimentes

Debes tener presente que si tu peludo adoptado no se encuentra en la mejor condición corporal, esto no significa que lo tengas que sobrealimentar. Esta mala práctica puede conllevar a que se vuelva obeso y se generen problemas de salud asociados al sobrepeso, como artritis, enfermedades cardiacas o diabetes.

Para saber cuánto alimento debes ofrecerle al nuevo miembro de tu familia, puedes considerar inicialmente las recomendaciones del productor del concentrado. Esto te permitirá definir el tamaño de la ración del alimento para tu perro. Sin embargo, recuerda que esta información se trata solo de una guía. Resulta importante que observes a tu perro y ajustes la cantidad de alimento ofrecido de acuerdo a su apetito y condición corporal. En todo caso, asesórate siempre de un médico veterinario.

Ten en cuenta:

Si desconoces el tipo de comida que estaba ingiriendo tu nueva mascota (esto es usual cuando adoptas a un perro callejero), lo mejor que puedes hacer es probar hasta descubrir qué alimentos son los que recibe con mayor agrado.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.