Perro nuevo, ¿cómo evito problemas, si ya tengo uno en casa?

123 RF 123 RF

Si acabas de adoptar o comprar un perro, pero ya tienes otro, minimiza las peleas y problemas de salud siguiendo estos consejos

Algunos de los grandes interrogantes cuando quieres adoptar o adquirir un nuevo perro, pero ya tienes uno en casa son: ¿qué hago con los celos? ¿Cómo evito una pelea? ¿Y si es un cachorro al que le faltan las vacunas entonces no se deben juntar? Estas preguntas son normales; sin embargo, no podemos quedarnos sin respuesta solo por miedo o falta de información.

Para responder estas preguntas hablamos con la etóloga Carolina Alaguna quien nos compartió los siguientes consejos.

  • Antes de comprar o adoptar, analiza el comportamiento

¿Qué tanto conoces a tu perro? Esto es lo primero que debes saber, nadie más que tú conoce tan bien a su animal de compañía, por eso debes analizar con anterioridad qué tan sociable es el perro que ya tienes en casa, ¿será que es dominante o agresivo? Si la respuesta es que no, adelante.

Ahora, este mismo análisis lo debes hacer con el nuevo que quieres (sea adoptado o sea comprado), pero debes averiguar cómo era su comportamiento con otros perros. Carolina les aconseja a las personas que si tienen un perro con problemas de comportamiento, que además es muy territorial, no adopten mientras se tratan estas situaciones.

Mira también: Los 5 consejos que debes serguir para evitar los problemas de comportamiento de tu perro

  • ¿El sexo importa?

Claro, lo mejor es que sean de sexo diferente porque cuando son del mismo y sobre pasan la edad de la pubertad, que es después de los seis meses, habrá problemas de jerarquía y dominio sobre la casa. Aunque, si de igual manera, quieren  que sea macho- macho o hembra-hembra, lo importante es siempre conocer muy bien el temperamento de cada uno; uno debe ser dominante y el otro debe ser más pasivo. Alguien tiene que ceder.

  • La salud y las vacunas

Los perros deben estar vacunados y desparasitados. Tú sabes en qué condiciones está el que tienes en casa, pero ¿qué pasa con el nuevo? Por lo tanto, antes de llevarlo a casa aplícale las vacunas. En caso de que sea cachorro, podrás juntarlos siempre y cuando sepas que el otro está en buenas condiciones de salud, todo en un territorio controlado.  De esta manera, el cachorro aprenderá desde pequeño a socializar con el que ya estaba, entenderá mejor a los de su especie y evitarás problemas de comportamiento.

Te recomendamos: ¿Por qué los perros te huelen la entrepierna?

  • ¿Cómo debe ser el primer encuentro?

La experta asegura que debe ser de día y no de noche. El mejor lugar, un espacio abierto como un parque o jardín para que puedan interactuar mejor; ambos deben estar sujetado con correa, especialmente el nuevo porque aún no ha creado vínculos con la familia, entonces si se siente amenazado saldrá a correr.

Analiza muy bien el lenguaje corporal de ambos; déjalos que se olfateen y que interactúen. Cerciórate que se inviten al juego y que no se muestren agresivos o miedosos.

  • La primera vez en la casa

Como ya se conocieron a campo abierto, ya pasamos la primera impresión. Pero la verdadera prueba es en la casa porque es allí donde se pueden presentar problemas de territorialidad.  No deben compartir cama o recipientes de comida. Cada uno deberá tener su propio espacio.  De todas maneras, debes entender que es un proceso que puede llevar tiempo y que no es fácil para ninguno. Es clave que no consientas más a uno que al otro porque será un detonante de agresiones.

Lee también: Los avances de la justicia colombiana con los animales

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.