¡Que no te mate la rabia! De esta manera debes prevenir

iStock iStock

La rabia es una enfermedad mortal, no solo para los perros, sino para los seres humanos. En la prevención está la clave para proteger a nuestras mascotas y a nosotros mismos.

Alguna vez en consulta, un propietario de un cachorro raza akita me preguntó: “mi perro es muy agresivo, ¿será que tiene rabia?”. Efectivamente, uno de los síntomas de la rabia es el cambio de comportamiento en el animal caracterizado por extrema agresividad, pero no siempre dicha modificación de la conducta significa que estamos ante un caso de rabia canina. Por eso es importante la atención adecuada por parte de un médico veterinario.

Hace cientos de años, se creía que las personas y animales morían de rabia como consecuencia de un castigo divino. En el siglo XV, el médico italiano Girolama Fracastoro se dio cuenta de que la causa de dicho padecimiento era un virus. Luego, en 1885, el químico francés Luis Pasteur descubrió la vacuna que ayuda a prevenir la enfermedad en animales y humanos.

Te recomendamos: Jornadas de vacunación gratuitas para mascotas todo el año

La rabia es una enfermedad que puede afectar a todos los mamíferos y está presente en más de 150 países, incluyendo a los de Latinoamérica. Los síntomas en los perros son: agresividad sin motivación aparente, excitabilidad, pupilas dilatadas, fotosensibilidad, inapetencia, salivación excesiva, convulsiones y muerte.

Además, se presenta dificultad para tragar alimentos y aversión al agua, por lo que se denominó la patología como hidrofobia. Los perros enfermos, al morder a una persona o a otro animal, pueden transmitir el virus a través de la saliva y producir graves consecuencias.

Te puede interesar: Las enfermedades más graves que te puede transmitir tu mascota ¿Cómo prevenirlas?

La mejor manera de prevenir la rabia es vacunando de manera rigurosa a nuestras mascotas, perros y gatos, independientemente de la raza o los hábitos de vida. Lo anterior gana más importancia si consideramos que muchos perros infectados no presentan la sintomatología típica y se convierten en focos de transmisión de la enfermedad sin saberlo.

En perros, la rabia es incurable luego de que empiezan a aparecer los signos de afección en el sistema nervioso. No obstante, ante una mordedura de un animal sospechoso, el médico veterinario puede administrar un tratamiento que ayude a mitigar las consecuencias.

El diagnóstico de alta precisión se realiza a través de un análisis del tejido cerebral, que se convierte en una dificultad para los programas de vigilancia epidemiológica de la patología.

Mira también: Tu perro te prefiere desnudo que con ropa

Claves para prevenir

Es claro que la rabia es una enfermedad muy grave, no sólo para los perros, sino también para el resto de mamíferos, incluido el ser humano. Por eso es imprescindible acudir a la prevención como la mejor arma de lucha para erradicar al virus que la produce. A continuación, algunas claves que pueden ayudar:

  1. Los cachorros deben tener acceso a la lactancia materna por lo menos durante un mes y medio o dos meses, para ayudar a fortalecer el sistema inmunitario del animal. Por lo tanto, no suspendas de manera prematura el vínculo de los cachorros con su madre.
  2. Los animales deben tener buen acceso a agua y a alimento, además de un monitoreo semestral por parte del médico veterinario.
  3. La rabia se previene con vacunación, pero es clave que dichos compuestos biológicos sean manejados de manera adecuada. Los frascos con la vacuna no deben exponerse a los rayos del sol ni a temperaturas superiores a los 7 °C porque puede provocar la inactivación del medicamento. De igual manera, es necesario verificar que no tenga vencida la fecha de expiración.
  4. La primera vacuna en los perros se debe administrar entre el quinto y el sexto mes de vida. Lo anterior puede cambiar de acuerdo al concepto del profesional encargado, considerando factores de riesgo en la zona y las condiciones en las que habita el animal.
  5. Es muy importante revacunar anualmente, sin límite de edad.

No dejes de ver: ¿Cómo puedes ayudar a tu perro a perder peso?

Foto: 123 RF

Respuestas de un especialista

Mi perrito, de 15 años, sufre de tos cuando se agita. Me han dicho que es porque está viejito y que debo guardarlo del frío. Quisiera saber si existe algún medicamento para disminuirle la tos, ya que a veces le da con mucha intensidad.

Laura Zúñiga Vivas

La senilidad viene acompañada de alteraciones en diferentes órganos y con varios síntomas. Sería inadecuado formular un medicamento para evitar la tos sin realizarle un chequeo médico a tu perrito. Te recomiendo apoyarte del médico veterinario para que revise a tu mascota y te oriente en cuidados que le ayuden a evitar cualquier padecimiento. Los animales de edad avanzada necesitan de cuidado especial y de mucha dedicación por parte del dueño.

Mi perrita casi no come. Hemos intentado millones de opciones y hasta le mezclamos el concentrado con carne, pero casi nunca come. Entrenarla también es difícil porque no recibe galletas o algún premio ¿Por qué puede pasar esto y qué podemos hacer?

Jizet Acosta

Las causas de inapetencia son múltiples, desde la separación de uno de sus propietarios (por viaje u otra razón) hasta el cambio de hogar o establecimiento de jerarquía (al tener otros animales a su lado que son dominantes). Además de lo anterior, también puede deberse a una alteración en el metabolismo o al padecimiento de procesos infecciosos. Te recomiendo persistencia en la administración de alimentos, mucho cariño y acompañamiento de un profesional.

Mis perritas tienen 11 años, son de raza beagle y schnauzer, y quisiera saber qué vitamina se les puede dar para fortificar los huesos. Además, ¿qué puedo hacer para controlar la caída del pelo de la beagle?

Natalia González Mora

Al cumplir ocho años, los perros deben empezar a ser tratados de manera profiláctica, con complejos vitamínicos y de minerales. En el caso de tus mascotas, es clave la administración de calcio, considerando la edad de tus mascotas; busca la presentación que más se acomode a sus necesidades, pues en el mercado se encuentran muchas.. Por otra parte, para controlar la caída de pelo, la vitamina E y el selenio ayudan de manera importante. Te sugiero acudir al médico veterinario para recibir una más amplia orientación. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.