Vida después de la muerte

A todos nos duele perder un ser querido y las mascotas no están exentas de vivir esta situación. Hablaremos sobre cómo reconocer el duelo en nuestros perros y ayudarles a sobrellevarlo juntos.

Al igual que los humanos, los caninos necesitan de diferentes rangos de tiempo para asumir la pérdida de un ser querido. Más de la mitad de ellos demuestran cambios de comportamiento asociados al duelo. Entre los más comunes encontramos: inapetencias e incluso anorexia; vocalizaciones más seguidas como ladridos y aullidos o, por el contrario, silencios prolongados; variación en las rutinas de sueño, ya sea porque permanecen dormidos la mayor parte del día o porque deambulan en las noches, y búsqueda de afecto o apatía.

El dicho popular ‘el tiempo lo cura todo’ puede ser cierto, pero varía entre individuos. Para lograr acortarlo, puedes intentar:

Continuar con sus rutinas: mantén los horarios de paseo, alimentación, juego y adiestramiento. Estas actividades le ayudarán al perro a reducir el estrés y podrán apoyar tu propio proceso de duelo.

Agregar más actividad: teniendo en cuenta las preferencias de tu mascota, puedes invertir más tiempo en sus actividades favoritas, ya sea jugar, visitar lugares pet friendly o asistir a jornadas de adiestramiento.

Te recomendamos leer también: Cómo cambiar las rutinas.

Permitirle una mayor socialización: si a tu perro le gusta recibir visitas, invita a los que más quiere y promueve su tiempo con ellos. Si por el contrario ves que no soporta los invitados, no se lo impongas.

Estas recomendaciones buscan generarle distracciones positivas, según sus preferencias, pero nunca forzarlo a realizar actividades de las que no disfrute o que no se sienta dispuesto a hacer en el momento. Estas son dos situaciones que debes evitar:

Dejarlo solo en casa: si el individuo que murió siempre lo había acompañado, es posible que el perro desarrolle ansiedad por separación. Por eso, nunca lo dejes solo por tiempos prolongados. De ser necesario, llévalo contigo, déjalo en casa de un amigo o busca otras estrategias mientras vuelve a sentirse cómodo en soledad.

Traer un nuevo animal: no es la mejor idea. La mayoría de veces lo único que lograrás es agregarle más estrés a una situación que de por sí ya es angustiante. Espera a que todos vivan su duelo y se sientan preparados para tener una nueva mascota en casa.

Finalmente, ante cualquier duda, busca a tu veterinario de cabecera o a un etólogo clínico veterinario. Recuerda que varios de los síntomas del duelo también están asociados a ciertas patologías y siempre es bueno descartar cualquier posibilidad de ellas.

¿Cómo supera un adulto el duelo por su mascota? Aquí te dejamos algunas sugerencias para vivir ese proceso.

Juan Camilo González, médico veterinario, magíster en Etología Clínica de la Universidad Autónoma de Barcelona, España.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.