Si tu perro presenta estos síntomas, padece ansiedad

123 RF 123 RF

Aunque parezca un estado completamente natural, puede generar problemas complejos de comportamiento y convivencia contigo y con otros animales.

Al no poder hablar, a las mascotas les queda bastante complicado comunicarse con sus amos, por lo que es necesario estar pendientes ante cualquier señal de alerta que te puedan indicar que algo no anda bien, ya sea física o psicológicamente.

La corporalidad es su principal medio de comunicación. Si has convivido un buen tiempo con ellos, puedes aprender a interpretar cada una de sus señales y comportamiento, pero ¿Qué pasa cuando se comportan de forma extraña?

Muchas enfermedades se pueden dar a conocer por medio de manifestaciones corporales en tus animales, algunas de ellas son físicas, pero otras, como la ansiedad, son de carácter psicológico, que se manifiestan por medio de movimiento, gestos y sonidos que debes aprender a reconocer.

¿Ya sabes cómo ayudarle al perro a superar el luto por otra mascota?

El médico veterinario Juan Camilo Gonzáles, quien además es etólogo, definió la ansiedad como una respuesta no adaptativa que aparece cuando se predice un evento y que puede tener varias fuentes que la agudizan dependiendo del caso.                        

Según cuenta, entre los diagnósticos más comunes en etología clínica, se puede identificar la ansiedad por separación, asociada a la predicción que hace el animal de que se va a quedar solo, sin ninguna figura de seguridad como referencia. También es común que se presente la ansiedad generalizada, la cual se da en perros muy mal socializados que no logran predecir con qué tipo de estímulos se pueden encontrar y esto les produce miedo.

Hay episodios fóbicos que se pueden manifestar con ansiedad: entre los más comunes se encuentra la fobia a ruidos fuertes (tormentas, juegos artificiales, entre otros); la fobias a viajes, que se  asocia a no poder predecir qué esperar de los cambios de ubicación donde  están (visitas a la clínica veterinaria, viajar en avión, viajar en carro.)

Un error bastante común se presenta al confundir la ansiedad con hiperactividad y los excesos de conducta de exploración. El primero es una enfermedad similar al síndrome de falta de atención en humanos y el segundo, generalmente se da por falta de estimulación (aburrimiento)                    

Los estados de ansiedad generalmente están asociados a una activación del sistema nervioso simpático, por un exceso de adrenalina. Esto puede generar las siguientes reacciones físicas: aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la frecuencia respiratoria, generalmente con disnea, dilatación pupilar, sialorrea (excesiva producción de saliva).

También puedes distinguir la ansiedad al percatarte de aparición de diarreas, estados de hipervigilancia y cuando tu mascota permanece deambulando constantemente su territorio.

¿Te lo esperabas?: Los gatos sí nos dominan, así lo reveló un estudio

Según Claudia Rodríguez, veterinaria, etóloga, la ansiedad se presenta generalmente cuando el animal se siente inseguro de su manada, como producto de la poca estimulación. En este punto tu mascota presentará incertidumbre sobre su interacción social, por lo que podría sentir que las reglas de su manada no son claras y que su integridad se puede ver afectada en algún punto.

Cuando pasas demasiado tiempo con tu peludo se puede generar hiperapego, que tiene como consecuencia el desarrollo de la enfermedad cuando debes salir de casa. También citó el ejemplo de un animal conviviendo con alguien agresivo, ya sea humano o animal, lo que puede generar comportamientos compulsivos.

Claudia aclaró que tu mascota puede presentar los siguientes comportamientos:

-Destrucción de su propia casa

-Destrucción de elementos cercanos

-Ladridos o maullidos constantes

-Defecar u orinar en sitios inadecuados

-Automutilación

-Dar vueltas buscando la punta de su cola

-Darse golpes leves contra las paredes

Gifs: Giphy

¿Se puede presentar agresividad?

Juan Camilo respondió que sí, se pueden desarrollar estados de agresividad en un animal ansioso, que generalmente se asocian a un sentimiento de frustración. Por ejemplo, hay perros que intentan morder a sus propietarios cuando van a salir de la casa, tratando de que  no los dejen solos. También hay algunos que sienten miedo durante una tormenta y pueden intentar morder a la persona que se les acerque.                        

Como efectos secundarios de la enfermedad, se presenta que los animales pueden estar predispuestos a entrar en estados depresivos y si la ansiedad es crónica, se desencadenará  inmunodepresión, problemas para conciliar el sueño, hipertensión arterial y enfermedades ulcerativas de órganos huecos tales como el estómago, vejiga e intestinos.    

Por su parte Claudia afirmó:

“Lo que sucede es que, un animal que esté ansioso, es un animal que está más reactivo, igual que un ser humano. Al estar más reactivo puede ser más fácil que manifieste agresión”.

¿Qué puedes hacer?                    

Lo primero es identificar la causa y, dependiendo el diagnóstico, se establece un tratamiento. Si hay ansiedad por separación, se debe trabajar con base al apego que le tiene a su propietario y el hecho de quedarse solo en casa. Hay que trabajar las fobias haciendo el el animal vea que hay cosas buenas dentro de su rutina.                    

Desafortunadamente, la mayoría de nuestros perros sufren de poca estimulación durante el día, por lo que debemos agregar actividades como  caminatas diarias, actividades Pet friendly, paseos familiares,adiestramiento y dinámicas con juguetes.                       

Cuando los estados de ansiedad son muy altos, dentro del protocolo de tratamiento se pueden utilizar medicamentos que tengan efectos ansiolíticos (tranquilizantes).            

Las esencias florales están dentro de las terapias alternativas, en tratamientos de modificación de conducta  con un efecto variable. Entre otras opciones está el uso de homeopatía, que ha destinado varios estudios al tratamiento de esta patología. También se puede trabajar con terapias más tradicionales como los son los psicofármacos.

Claudia Rodríguez aseveró que, si quieres prevenir la aparición de la ansiedad en tu animal de compañía, debes tratar de mantener el equilibrio de él, estableciendo unos horarios de salida, donde se quema su energía.

También hizo especial énfasis en no humanizar a tu mascota, pues esto le impide “ser”, de acuerdo a su especie. Es primordial tener las reglas claras dentro de la casa y no manejar comportamientos agresivos hacia él. La socialización con su manada humana y con otros animales resulta ser bastante importante.

Lo más importante de todo, es que le brindes amor incondicional a tu mascota, para que esta se sienta a gusto con su entorno y con los otros seres con los que convive.

¡Estamos de acuerdo! Un perro NO nace "potencialmente peligroso", se hace

*Fotografía: 123 RF

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.