Por qué los niños no deberían crecer con temor por los perros

En un mundo donde los perros cobran un espacio cada vez más importante es imprescindible que las futuras generaciones aprendan a tener una sana convivencia con ellos.

Para muchos propietarios de perros es una experiencia relativamente común estar en la calle paseando a su peludo y encontrarse con un padre de familia acompañado de su hijo quien, al percatarse de la presencia del animal, adopta una posición de protección frente a su hijo e incluso cambia de acera.

Aunque la preocupación de muchos padres es válida, teniendo en cuenta las ocasionales noticias de menores atacados por perros, es importante que los niños crezcan sintiéndose cómodos en presencia de estos animales de compañía, así en la familia no quieran o no puedan tener uno.

Te recomendamos leer: Los beneficios de que los niños crezcan con mascotas

Si tu hijo se quiere acercar al perro, lo más prudente es que le preguntes al dueño o al paseador, si se le puede acercar, para que con el permiso de él, sea más fácil ese primer acercamiento.

En la sociedad actual, la tenencia de perros va en aumento y cada vez más espacios les abren las puertas así es que muy difícil  pretender que nuestros niños van a estar libres de incómodos encuentros perrunos. Permitámosles que crezcan confiados y respetuosos de los perros pero también con un nivel razonable de prudencia.

Te puede interesar: Cómo lograr una buena relación entre perros y niños

Otros videos de Alejandro Quiceno

Las 10 pruebas que debería pasar un “buen ciudadano canino”

Aprende a hacer un snack sano y nutritivo para tu perro

¿Cuánto ejercicio debe hacer mi cachorro?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.