Thomas, el perro criollo de la Policía de Chapinero

Cortesía Gabriel Guerrero Cortesía Gabriel Guerrero

Un perro de raza única de un año y dos meses hace parte del trabajo de resguardar la seguridad de los ciudadanos en Bogotá. Esta es su historia.

Escuchar al patrullero Gabriel Guerrero hablar sobre Thomas es sentir la honestidad sobre cuánto puede llegar una persona a amar a los animales. A él siempre le dicen: “Usted le cambió la vida a ese perro, lo consiente y tiene mejor vida que cualquiera”, pero Guerrero siempre responde que fue Thomas quien le cambió la vida y que es una bendición.

Thomas es un perrito de raza única que lleva con el patrullero un año y dos meses. Su mamá, Nany, es una perrita que fue rescatada luego de que fuera atropellada por un carro en la vía Bogotá – La Calera, en donde hay un CAI de la Policía y el cual decidió adoptarla.

Mira también: El reciclador de 4 Patas del centro de Bogotá

Cuando los policías adoptaron a Nany no sabían que estaba sin operar y producto de un embarazo imprevisto llegaron cinco cachorros a los cuales dieron en adopción; sin embargo el patrullero Guerrero se dio cuenta de la gran empatía que tenía Thomas por todo el ambiente de la Policía que decidió quedarse con él para que continuará siendo parte de la institución.

“Thomas sentía una gran alegría cada vez que llegaba una moto de la Policía e identificaba muy bien los sonidos de las sirenas de las patrullas, así que de ahí surgió la idea de empezarle a poner prendas distintivas y se volvió como la imagen del CAI”, nos contó Guerrero.

Te recomendamos leer: El primer libro escrito por una perrita criolla colombiana

Como en el CAI solo se puede tener un perro, Guerrero adoptó a Thomas, pero el perro se la pasa entre la casa y el trabajo del patrullero porque a donde vaya hacer rondas también va el can, además se convirtió en la mascota de la estación de Chapinero y la gente en la calle ya lo identifica debido a que sus fotos se volvieron famosas en Facebook, especialmente en el grupo ‘Salva a un amigo’.

Los mensajes de Thomas y el patrullero Guerrero son claros y lo transmiten con el ejemplo. La adopción responsable, la promoción de la cultura ciudadana y los deberes de los dueños de mascotas, junto con la lucha frente al maltrato animal, son las banderas de estos dos personajes.

No dejes de ver: Niño de 10 años montó su propio refugio de animales

Thomas se convirtió en el mejor amigo de Guerreo y más allá de ser su fiel compañero de patrullaje, también ha compartido momentos especiales como el ser su “pajecito” el día de su boda hace dos meses. Guerrero le mandó a hacer un smoking especial al perro y fue la sensación en el matrimonio.

Las personas que viven o pasan cerca al CAI de Chile, en la calle 72 con carrera 11, conocen y han visto a estos dos amigos ejerciendo su labor de resguardar la seguridad de la ciudadanía. No obstante, ha servido para que la institución se acerque más a la comunidad.

Te puede interesar: ¿Por qué los perros te huelen la entrepierna? 

Si quieres saber más sobre el mundo de las mascotas, síguenos en Facebook

*Fotos: Cortesía Gabriel Guerrero

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.