Salvavidas: Amelia Charris y Peter

Cuando un ser humano adopta a un perro, no se sabe con certeza quién termina salvando a quién.

Estas son algunas de las muchas historias que recibimos de nuestros lectores y de sus mascotas rescatadas: testimonios que confirman que siempre vale la pena arriesgarnos para darle a un animal una segunda oportunidad.

Su nombre es Peter Parker. Fue hallado en una estación de Transmetro, en Barranquilla, en mayo de 2016. La hermana de una amiga lo encontró y esa misma noche lo fuimos a conocer. Nos enamoramos. Es educado y cariñoso, sale al parque tres veces al día y le encantan los snacks y las siestas. Además, ama la playa: cada vez que vamos se emociona y es muy feliz. Esta historia también tiene su lado triste: Peter tiene ehrlichia. También creemos que fue maltratado, ya que quedó con muchos miedos, como por ejemplo al cuero y a los señores mayores. Actualmente, está próximo a comenzar un entrenamiento canino porque en ocasiones es muy territorial. Él nos cambió la vida, nos sensibilizó acerca de la situación de calle de muchos animales y por eso apadrinamos dos perritos más, a los que alimentamos todos los días.


Foto: Amelia Charris.

Esto es lo que debes hacer para denunciar un caso de maltrato animal y se haga justicia.

Conoce más historias de rescate animal aquí:

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.