Salvavidas: Camila Vanegas y Alegría

Cuando un ser humano adopta a un perro, no se sabe con certeza quién termina salvando a quién.

Estas son algunas de las muchas historias que recibimos de nuestros lectores y de sus mascotas rescatadas: testimonios que confirman que siempre vale la pena arriesgarnos para darle a un animal una segunda oportunidad.

Hace siete años estaba buscando adoptar un peludo. Durante este proceso me mostraron una camada de criollitos de un mes de nacido, entre los que estaba mi Alegría: flaquita, invadida de pulgas, con su pancita inflada de parásitos, sus hermosos guantes blancos y su pelaje negro azabache. Anhelaba un hogar. No dudé en llevármela para siempre. Hoy es muy feliz, consentida y llenita de amor. Como dato curioso, al recibir órdenes se sienta, da besos, baila y pide comida.
Nos cambió la vida a todos en nuestro hogar. Ella es feliz y nosotros más. ¡Te amo Alegría!


Foto: Camila Vanegas.

Esto es lo que debes hacer para denunciar un caso de maltrato animal y se haga justicia.

Conoce más historias de rescate animal aquí:

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.