Salvavidas: Sara Fernández y Niebla

Cuando un ser humano adopta a un perro, no se sabe con certeza quién termina salvando a quién.

Estas son algunas de las muchas historias que recibimos de nuestros lectores y de sus mascotas rescatadas: testimonios que confirman que siempre vale la pena arriesgarnos para darle a un animal una segunda oportunidad.

Niebla es un cruce de Border Collie y fue atropellada en el oriente antioqueño con tan solo ocho meses. Debido a este accidente, la cabeza de uno de sus fémures tuvo que ser amputada. Así llegó a mi vida, cojeando y buscando un hogar que la cuidara. Por desgracia, tres días después de adoptarla empezaron las señales respiratorias del moquillo. Fue un fin de semana difícil, en el que no sabía si viviría al día siguiente. Después de estar hospitalizada dos semanas y de perder casi la mitad del peso, regresó a casa. Entonces, empezaron los signos neurológicos. Fueron años difíciles, pero gracias a la terapia neural y a sesiones de ozonoterapia, mi perrita, que era coja, mueca y temblaba, ahora es solo mueca, pero muy feliz.

Esto es lo que debes hacer para denunciar un caso de maltrato animal y se haga justicia.

Conoce más historias de rescate animal aquí:

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.