El momento del adiós, la leyenda del paraíso de las mascotas

123 RF 123 RF

No hay nada que nos angustie más a quienes amamos a nuestros animales de compañía, que el inevitable momento de su partida. ¿Qué pasa con ellos? Aquí un bonito relato.

Para quienes no han tenido la fortuna de sentir ese amor incondicional que sólo ellos saben dar, es difícil de entender. Puede ser tan o más desgarrador que la muerte de cualquier otro ser querido.

Muchos de nosotros, debemos hacer el duelo, para poder superar la ausencia de nuestro amado compañero de 4 patas y existen muchas formas de duelo, de las que hablaremos en otra ocasión, porque lo que quiero decirles, es que realmente nunca se van, sino que quedan durmiendo en nuestros corazones, esperando el feliz momento del reencuentro.

Que la partida de nuestro mejor amigo peludo, no sea un motivo para negarle y negarnos el amor de otro, por el contrario, adoptar un ángel nuevo, es darnos y darle la oportunidad a otro de estos hermosos seres, de ser felices juntos y además, tendrás muchas colitas felices esperándote para cruzar juntos el ‘Puente del Arcoíris’.

Te recomendamos: Servicios funerarios para mascotas, ¿cuánto cuestan?

¿Qué es el puente del Arcoíris?

Cuenta la leyenda, que hay un puente que queda entre el Paraíso y la Tierra, y se llama el Puente del Arco Iris. Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra y muere, entonces van a este lugar.

Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, en donde ellos corren y juegan juntos. Hay mucha comida, agua y sol, y ellos se encuentran cómodos y con abrigo.

Todos los animales que estuvieron enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados.

Mira también: Oxitocina, la hormona responsable del amor hacia tu compañero de 4 patas

Nuestros amigos de 4 patas están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás.

Tú has sido avistado, y cuando tú y tu amigo especial finalmente se encuentran, los dos se abrazan en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de lengüetazos cae sobre tu cara; tus manos acarician nuevamente la cabeza amada y puedes mirar nuevamente a los amorosos y agradecidos ojos de tu gran amigo.

El Puente del Arcoíris de los animales abandonados

Un día, en el Puente del Arcoíris amaneció de forma diferente, no había sol,  éste era un día frío y gris. Los recién llegados no sabían qué pensar, nunca habían visto un día así. Pero los animales que llevaban más tiempo esperando a sus seres queridos sabían perfectamente lo que pasaba y se fueron juntando en el camino que lleva al Puente para mirar.

Llegó un animal muy mayor, con la cabeza muy hundida y arrastrando su cola. Los animales que llevaban tiempo allí sabían inmediatamente cuál era su historia porque ya habían pasado por esto muchas veces.

No dejes de ver: ¿Cómo ayudarle al perro a superar el luto por otra mascota?

Este animalito fue acercándose muy lentamente, era obvio que tenía un gran dolor emocional; aunque no había signos físicos de dolor.

A diferencia de los otros, éste no se transformó en un animal joven, sano y alegre. Mientras caminaba hacia el Puente, veía como todos los otros animales lo miraban. Sabía que este no era su sitio. Cuando se acercó al Puente, apareció un ángel y con cara triste le pidió perdón y le dijo que no podía cruzar. Solamente aquellos animales que estaban acompañados de sus personas queridas podían cruzar.

Sin ningún otro sitio para ir, el animal mayor dio la vuelta y entre los prados vio a un grupo de otros animales como él, algunos mayores, otros muy frágiles. No estaban jugando, simplemente estaban tumbados en la hierba, mirando el camino que llevaba al Puente.

Uno de los recién llegados no entendía lo que había visto y le pidió a otro que le explicara qué le pasaba a ese pobre animal y a los otros que nunca tuvieron una persona, éste al menos llegó a un refugio y llegó igual a como lo ves ahora. Allí murió y no tiene a nadie para darle su amor.

Te puede interesar: Los increíbles talentos de Secret, el mejor amigo “perruno” de esta chica

 El primer animal se quedó pensando y preguntó: ¿Y ahora qué pasará? Antes de recibir la respuesta, comenzó a despejarse el cielo, se podía ver a una persona sola, acercarse al Puente. De repente, una luz dorada iluminó al grupo de animales que no habían podido cruzar y repentinamente eran otra vez animales jóvenes llenos de vida.

Otro grupo de animales de los que estaban esperando, también se acercaron al camino y bajaron sus cabezas mientras se acercaba aquella persona. Al pasar por delante de cada cabeza, la persona los tocó a cada uno, a algunos les daba una caricia, a otros les rascaba las orejas cariñosamente. Los animales que habían rejuvenecido se fueron poniendo en una fila detrás y siguieron a la persona hacia el puente. Luego, cruzaron el puente juntos.

¿Qué ha sido eso? Preguntó el primer animal. El segundo le dijo: Esa persona era una gran amante de los animales y trabajaba en su defensa. Los animales que viste bajando sus cabezas, lo hacían en señal de respeto, porque gracias al esfuerzo de esas personas, encontraron hogares y cruzarán el puente cuando lleguen sus familias.

Además lee: Tus conflictos personales pueden enfermar a tu mascota  

Pero los que viste mayores y luego rejuvenecidos son los que nunca encontraron una casa y como no tuvieron familia, no podían cruzar el puente, pero cuando llega una persona que ha trabajado en la tierra por los animales abandonados, se le permite un último acto de rescate y amor: puede acompañar a todos los que no tuvieron familia en la tierra a cruzar el puente del Arcoíris.  

*Fotos: 123 RF 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.