Guía para poner las 4 patas en Europa. Nivel 1: El temible test FAVN

Linda Guacharaca nos cuenta lo que tuvo que hacer para poder conocer la tierra natal de su mamá, España y otros países del Viejo Continente.

Ahora que los colombianos ya no necesitamos visa para meter el hocico en Europa, muchos amigos de dos y 4 patas se mueren de ganas por olfatear el Viejo Continente. En realidad,  esto es más fácil que rascarse la oreja, solo necesitas tener bien claros los pasos.   

Con la experiencia de cinco viajes transoceánicos a mis torcidas espaldas te ladro con pelos y más pelos todo lo que necesitas saber para comer restos de tapas en Madrid, dejar tu rastro de orines sobre la Torre Eiffel, perseguir palomas en la plaza del Kremlin de Moscú o corretear sobre una góndola en Venecia.   

Recuerda su primera columna: La vida es Linda: de perra callejera a famosa escritora 

Lo primero es que te planifiques con tres meses de anticipación: lamentablemente llegó la hora de ladrarte sobre el test FAVN… 

Como la rabia se erradicó en Europa hace rato -al menos en los cuadrúpedos-, las autoridades sanitarias son estrictas en este aspecto: todos debemos acreditar un nivel de anticuerpos contra esa enfermedad para poder entrar. El procedimiento es el siguiente: 

Vas donde tu veterinario para que te vacune de la rabia (no es chévere, pero es peor que te dejen un día sin ir al parque).

30 días más tarde regresas para que te extraiga sangre ya que, en ese tiempo, debes haber desarrollado los famosos anticuerpos. De paso le pides que te implante un microchip de los homologados para viajar. Se distingue de los demás porque tiene un número largo como una salchicha, de once dígitos. 

Te recomendamos leer: Las 10 cosas que más odian los perros de los humanos 

El veterinario envía la sangre procesada al Laboratorio de la Rabia de Kansas, en EE.UU El test cuesta aproximadamente $100 USD. 

Un mes más tarde recibes el resultado en formato un PDF en tu correo electrónico. Tienes que imprimirlo y unirlo al resto de documentación, sobre la que ladraré en mi próxima columna. Semanas más tarde recibirás el documento original con un sticker. Este original es necesario para viajar a algunos países, fundamentalmente asiáticos, de modo que debes cuidarlo con el mismo celo que haces con tu comida o con tus papás. 

Siempre que mantengas la vacunación anual de la rabia al día te sirve el mismo test. Se trata de un salvoconducto vitalicio salvo que te pases, aunque sea un solo día, de la fecha de la vacuna. En ese caso te toca repetir todo el proceso de nuevo. 

Por cierto, a mí me toca revacunarme el próximo cinco de marzo si quiero ir a visitar a mis abuelitos en mayo… ¿Cuál es tu fecha?

No dejes de ver: Naki’o, el primer perro biónico. La historia de un milagro

Por: Linda Guacharaca

http://lindaguacharaca.org/

Facebook/Instagram/Twitter/Youtube/LinkedIn: Linda Guacharaca

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.