La dieta de un perro pequeño no puede ser igual a la de uno grande

iSTOCK iSTOCK

Eso no quiere decir que, a pesar de su tamaño, estos coman poco, de hecho, gozan de un apetito gigantesco que puede hacerte pensar que convives con una pequeña aspiradora.

Usualmente se tiende a pensar que la nutrición de los perros es genérica. Por lo que a la hora de alimentarlos no importan las diferencias por tamaño, raza, sexo, edad, etc. Sin embargo, cuando se habla de la alimentación canina, no hay que tragar entero: tanto los perros de razas grandes como los de las pequeñas requieren de una nutrición determinada, ya que sus necesidades son diferentes.

Esto te puede interesar: ¡Cuidado! Tu perro puede estar sufriendo de cálculos renales

Grandes vs. chicos

Estas son sus principales diferencias:

Fisiología digestiva: no es una novedad. Dependiendo del tamaño de la raza, el aparato digestivo será más grande o más pequeño.

Fisiología oral: la cavidad oral de las pequeñas es proporcional a su tamaño, razón por la cual son más propensas a padecer de problemas dentales.

Fotografía: 123RF

Crecimiento rápido: los perros de razas pequeñas y miniatura alcanzan la madurez física mucho más rápido que los de raza grande, que lo hacen aproximadamente a los 18 meses.

Requerimientos calóricos: las pequeñas necesitan más calorías (energía) para desarrollar sus funciones básicas como respirar, moverse, etc.

Longevidad: quizá hayas oído muchas historias sobre la longevidad de los perros de razas pequeñas en comparación con los canes de razas grandes y es totalmente cierto: los primeros tienen mayor esperanza de vida, razón por la cual pueden llegar a la adultez y vejez. Durante estas etapas, las necesidades alimenticias son muy específicas y de su satisfacción dependerá la calidad de vida de su vejez.

¿Pequeño tamaño, pequeña cantidad?

¿Nos creerías si te decimos que los perros de razas pequeñas comen, en proporción, más que los de raza grande? Aunque suene algo ilógico, es cierto. Un ejemplar de raza pequeña en etapa adulta y de dos kilogramos de peso, debe comer aproximadamente unos 55 gramos de concentrado al día; mientras tanto, un adulto de raza grande de 80 kilogramos (40 veces más que el primero), ve satisfechas sus necesidades con 780 gramos al día aproximadamente (14 veces más que el primero).

No te pierdas: Una nueva oportunidad para la parálisis canina

Como el aparato digestivo de las razas pequeñas es más chico, este requerirá menor cantidad de alimento para llegar a la saciedad. Sin embargo, esto no es garantía de una adecuada nutrición, ya que las altas necesidades energéticas pueden no verse satisfechas y llevar a tu peludo a desarrollar condiciones como hipoglucemia, debilidad, temblores musculares y convulsiones, etc. La solución es simple: suminístrale más raciones de mejor calidad y con una menor cantidad, durante el día.

Fotografía: 123RF

De pequeños cachorros a pequeños sénior

Los siguientes son los requerimientos alimenticios de una raza pequeña, según su edad:

Cachorros: necesitan comida rica en proteínas, las cuales ayudan al crecimiento, así como calorías y grasas, que aportan energía, y aminoácidos, que mejoran la asimilación de proteínas y la formación adecuada de los órganos.

Adultos: no existe alguna diferencia fundamental entre la alimentación de un cachorro o un adulto de raza pequeña. Sin embargo, las opciones que se encuentran en el mercado ofrecen un mayor nivel de calorías para los adultos, pues su nivel de actividad es mucho mayor.

Adulto mayor: como lo mencionamos previamente, los perros de razas pequeñas son más longevos que los de las grandes. Por esta razón, su nutrición debe proveerles la cantidad apropiada de antioxidantes y vitaminas, elementos que los protegerán de los daños normales que el envejecimiento trae consigo. En esta etapa, su dieta debe tener una proporción menor de calorías, ya que la actividad física disminuye.

Fotografía: iStock

Minitips

- Préstale mucha atención a la composición nutricional del alimento que le brindas a tu peludo y a las necesidades que este tiene de acuerdo a su edad.

- Proporciónale partículas de concentrado de un tamaño pequeño y que no sean muy secas, pues al tener un aparato digestivo más pequeño, la partícula debe ser reducida y de consistencia blanda para evitar atragantamientos.

- Dile NO a la comida casera.

- Ayúdale a realizar ejercicio físico con regularidad y de una intensidad acorde al tamaño y a la edad.

Esto necesitas saberlo: Si tu peludo le tiene miedo al agua, ¡no te preocupes! Estas son las soluciones

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.